Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gilead lanza en España 'Zydelig' para la leucemia linfocítica crónica y el linfoma folicular

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha autorizado la comercialización de idelalisib, registrado por Gilead Sciences con el nombre de 'Zydelig', para el tratamiento de leucemia linfocítica crónica (LLC) y linfoma folicular (LF).
"'Zydelig' representa un importante avance terapéutico para los pacientes que viven con LLC y LF. Gilead se complace por poder cambiar las vidas de las personas que conviven con estos cánceres hematológicos", ha comentado la directora médica de Gilead Sciences en España, Marisa Alvarez.
En concreto, para el primer tipo de cáncer hematológico está aprobado, en combinación con rituximab, para pacientes adultos que han recibido al menos un tratamiento anterior, o como primera línea de tratamiento en presencia de deleción en 17p o mutación de TP53 en pacientes no adecuados a quimioinmunoterapia. Asimismo, en el caso del tratamiento del LF, idelalisib ha sido aprobado como monoterapia para el tratamiento de los pacientes adultos con LF refractario a dos líneas de tratamiento anteriores.
Idelalisib, cuya indicación de administración es por vía oral, es un inhibidor de PI3K delta, una proteína sobreexpresada por varios tipos de linfocitos B malignos y que interviene en la supervivencia, proliferación y migración de esas células cancerosas.
"Es un fármaco oral activo en distintos tipos de tumores de origen linfoide. Este fármaco inhibe la vía de señalización PI3K, de gran importancia en distintas neoplasias", ha comentado la presidenta de la Fundación del Grupo Español de Linfomas (GELTAMO), Dolores Caballero, quien ha informado de que este fármaco ha demostrado ser activo en el 90 por ciento de los pacientes con linfoma folicular que han dejado de responder a los tratamientos con anticuerpos monoclonales (rituximab) y quimioterapia, generalmente agentes alquilantes, y cuyo pronóstico es "muy desfavorable".
De hecho, estos resultados han sido demostrados en un estudio fase II publicado recientemente por Gopal y colaboradores en el 'New England Journal of Medicine', estudio que ha llevado a la aprobación de dicho fármaco en el linfoma folicular refractario.
"La mayoría de los pacientes habían sido refractarios a la última línea de tratamiento y, para el pequeño grupo de los que habían respondido al tratamiento anterior a 'Zydelig', la duración de la respuesta fue significativamente mayor tras el nuevo fármaco. También, la respuesta se alcanza en un tiempo corto, inferior a los dos meses y que la duración de la misma es de 12,5 meses, siendo su perfil de toxicidad aceptable. En resumen se trata de un fármaco oral, eficaz en pacientes con linfoma folicular refractario, el primero aprobado en Europa con un mecanismo de acción diferente de la inmunoquimioterapia en esta enfermedad. Con él se abre un camino apasionante y esperanzador en el tratamiento de esta enfermedad", ha aseverado Caballero.
LEUCEMIA LINFÁTICA CRÓNICA
Respecto a la leucemia linfática crónica, la secretaria del Grupo European Research Initiative on Chronic Lymphocytic Leukemia, Carol Moreno, ha informado de idelalisib inhibe de forma selectiva la isoforma delta de la PI3K, enzima esencial para la supervivencia de las células leucémicas. Y es que, el tratamiento con idelalisib en pacientes con leucemia linfática crónica en recaída o que son resistentes a otros tratamientos ha demostrado resultados muy satisfactorios dado que es capaz de mejorar las respuestas obtenidas con quimioterapia y elimina fácilmente la enfermedad en los ganglios linfáticos en más de un 90 por ciento de esta población.
"De forma relevante, el idelalisib es eficaz en pacientes con anomalías de P53 que confieren resistencia al tratamiento con análogos de las purinas y, por ende, un pronóstico muy adverso. La toxicidad de este agente consiste básicamente en elevación de las enzimas hepáticas, en la mayoría de los casos transitoria, diarrea, colitis y neumonitis. En base a los resultados mencionados, idelalisib ha sido aprobado en USA y Europa para el tratamiento de la leucemia linfática crónica en pacientes recaídos o resistentes a otros tratamientos así como en pacientes no tratados previamente con anomalías de P53. La combinación de idelalisib con otros agentes terapéuticos se está investigando en distintos ensayos clínicos", ha señalado Moreno.