Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno catalán, PSC e ICV-EUiA coinciden en el Parlament en criticar la reforma

El Gobierno catalán, PSC e ICV-EUiA han coincidido este jueves en el pleno del Parlament en cuestionar la reforma del aborto que impulsa el Gobierno central, durante el debate de sendas interpelaciones de socialistas e Iniciativa.
El conseller de Salud, Boi Ruiz, ha asegurado que no se ha incrementado el número de mujeres que acuden a abortar a centros privados en Cataluña a raíz del debate sobre la reforma de la ley, y ha asegurado que es adecuada la ley vigente.
También asegura que en Catalunña hay menos abortos quirúrgicos, mientras que han aumentado los farmacológicos, que son "menos traumáticos", y que las mujeres que abortan en Cataluña tienen una atención asistencial de calidad.
La diputada Marta Ribas (ICV-EUiA) ha criticado la reforma que promueve el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón por "machista, paternalista, hipócrita, clasista y retrógrada".
Ribas ha lamentado que, según entidades sociales, hay extranjeros residentes en Catalunya que no tienen acceso a la red sanitaria, una situación que, según el conseller, no se produce porque la Generalitat no está aplicando el decreto del Gobierno que lo hacía posible en su literalidad.
La socialista Montserrat Capdevila ha criticado que las políticas del Gobierno central, incluida la reforma de la ley del aborto, están implicando una regresión de los derechos de las mujeres.
Capdevila también ha expresado su preocupación porque la nueva ley estatal que regulará la administración local afecte a los servicios relacionados con la igualdad que prestan los entes locales, y la consellera de Bienestar Social y Famliia, Neus Munté ha pedido que las reformas promueve el Estado no signifiquen un "retroceso" en términos de paridad.