Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno balear no cerrará los hospitales si se consigue el ahorro previsto con medidas alternativas

El portavoz del Gobierno balear, Rafael Bosch, ha aclarado este viernes que el Ejecutivo autonómico no cerrará el Hospital General y el Joan March siempre y cuando el plan de viabilidad elaborado por los trabajadores consiga, con las medidas alternativas a la clausura de los centros, el ahorro previsto con el cierre de ambos hospitales, de alrededor de 25 millones de euros.
Tras dar cuenta de los acuerdos aprobados en el Consejo de Gobierno, Bosch ha explicado que la decisión del Ejecutivo balear de estudiar la alternativa presentada por los trabajadores responde a una determinación del nuevo consejero de Salud, Antoni Mesquida, y del nuevo equipo de su departamento.
Así, ha defendido que en el seno del Gobierno regional no existe "ninguna discrepancia" sobre el cierre de estos dos hospitales de Mallorca, y que Mesquida, "ante una decisión tan compleja", planteó al presidente José Ramón Bauzá que deseaba "estudiar a fondo el tema".
"El nuevo equipo -de la Conselleria de Salud- quiere dar dos vueltas más a esta decisión", ha manifestado el portavoz, quien, no obstante, también ha matizado que "Sanidad está en vías de hacer revisar estos cierres pero no puedo decir que no se cierren porque se debe cumplir el Plan".