Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno cambiará protocolos de seguridad para españoles en Tinduf

El Gobierno español prepara nuevos protocolos de seguridad destinados fundamentalmente a las ONG que trabajan en los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf (Argelia), gestionados por el Frente Polisario, ha avanzado este miércoles la ministra de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Trinidad Jiménez.
La medida llega después del secuestro de dos cooperantes españoles y una italiana el sábado pasado en Rabuni, capital administrativa de los campamentos.
"Antes no existía este riesgo, que hemos constatado que ahora sí existe. Es por ello que el Gobierno trabaja en nuevos protocolos de seguridad para garantizar una mayor seguridad en los campamentos del Frente Polisario a todos nuestros cooperantes", ha declarado en Rabat Jiménez, a la salida de un encuentro con una delegación de empresarios españoles en Marruecos, donde está de visita oficial.
El Ejecutivo español se mantiene a la espera de las conclusiones de la comisión de investigación que ha pedido a Naciones Unidas para que valore sobre el terreno los riesgos de seguridad en la zona.
Jiménez ha explicado que "en Kenia, donde también han sido secuestrados otros dos cooperantes españoles, Afganistán o Somalia", países considerados de "alto riesgo", el Gobierno ha elaborado "protocolos específicos de seguridad" para los compatriotas presentes en esos lugares.
"Lo de Tinduf es algo inesperado, nuevo, de ahí que tengamos que elaborar nuevos protocolos para garantizar la integridad de nuestros ciudadanos y organizaciones que trabajan sobre el terreno", ha precisado.
CAUTELA
A pesar de que todos los indicios apuntan hacia Al Qaeda en el Magreb Islámico como autora del secuestro de los dos cooperantes españoles y una compañera italiana en Tinduf, Jiménez ha vuelto a pedir cautela antes de aventurar algún tipo de conclusión al respecto.
"El Gobierno de España no puede hacer afirmaciones basadas en hipótesis o conjeturas sin tener la confirmación y certeza absoluta de quién se halla tras el rapto", ha advertido Jiménez.
"No podemos especular sobre algo tan delicado. El Gobierno ha optado por trabajar con tranquilidad y discreción, que creemos es la única manera de poder avanzar", ha incidido.
También ha considerado "difícil realizar predicciones" con respecto a la posible duración de los secuestros, tanto para el caso de los cooperantes en el Sáhara Occidental como para el de las otras cooperantes de Médicos sin Fronteras secuestradas en Kenia.
Jiménez ha señalado que el Gobierno trabaja estrechamente con los países de la región, recabando todo tipo de informaciones y valorando las eventuales gestiones a realizar. "Trabajamos para que todo se resuelva cuanto antes, intensamente y sin descanso, para que nuestros ciudadanos puedan volver a sus casas, con sus familias, lo más pronto posible", ha asegurado.