Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Govern quiere aprobar la ley catalana de dependencia antes de fin de la legislatura

Descarta aumentar el copago a los dependientes
La consellera de Bienestar Social y Familia de la Generalitat, Neus Munté, ha asegurado que la voluntad del Govern es aprobar la ley catalana de la dependencia antes del final de la legislatura y ha asegurado que el documento de bases está "muy avanzado".
En una entrevista de Europa Press, ha asegurado que en ese documento de bases han participado expertos de diferentes ámbitos relacionados con la dependencia y que se está siendo "muy cuidadoso" en que disponga de la financiación adecuada, siendo conscientes de que el Govern ya soporta el 80% de la ley estatal.
El documento de bases pretende superar algunos aspectos de la ley estatal que disgustan al Govern como la homogeneidad, no contar con el mundo local y que al ámbito social y sanitario se den la espalda, y aboga más por la autonomía y la atención domiciliaria.
Una vez se concluya este documento, se iniciará un proceso participativo con el sector, entidades sociales, ayuntamientos, colegios profesionales y los partidos políticos, un periodo que la consellera espera que se pueda iniciar en 2015 para poder aprobar la ley antes del fin de la legislatura, previsto para finales de 2016.
Sobre la ley estatal de dependencia, ha asegurado que no imagina que la participación estatal "baje más" ni un escenario de mayores recortes, y ha afirmado que el sobreesfuerzo de la Generalitat y los ayuntamientos es muy duro.
La consellera ha afirmado que si la Generalitat aportase lo mismo que el Estado, un 53% de las personas atendidas "estarían fuera" del sistema, y ha afirmado que desde 2009 la aportación del Ejecutivo catalán ha pasado de unos 500 a 948 millones.
Ha criticado que el Gobierno central ha ido modificando la ley de dependencia con "parches" sin atreverse a reformarla, pese a ser una norma con la que el PP fue crítico en el momento de su aprobación.
CAEN LOS BENEFICIARIOS
El número de beneficiarios de la ley de la dependencia ha caído con datos a 30 de junio de 2014 un 8% hasta los 148.381, desde los 161.436 que había en el mismo periodo del año anterior.
De estos 148.381 beneficiarios, un 67% son mujeres (98.682) y un 33% son hombres (49.699), y gran parte de ellos (85.175) son mayores de 80 años, seguidos de la franja de edad entre los 65 y 79 años (28.553).
La consellera Munté ha asegurado que se trata de una "evolución normal" no diferente a lo que sucede en otras autonomías, y ha sostenido que el gran grueso de personas susceptibles de ser beneficiarios ya están dentro del sistema.
Munté ha descartado, por su parte, que se aumente el copago en dependencia, un aspecto que el anterior titular de Bienestar Social, Josep Lluís Cleries, lo puso en estudio en función de lo que podía pagar cada beneficiario: "No está previsto que hagamos ningún paso más en este sentido".
La consellera ha asegurado que se ha introducido el cálculo del patrimonio para tener en cuenta la capacidad económica pero no "hay previsión de ir más allá", y ha asegurado que todo el mundo está sufriendo los efectos de la crisis económica y se busca que las personas que más pueden aportar lo hagan, pero no con un mayor copago.