Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Civil incauta 300 kilos de pescado por capturas ilegales o mal estado de conservación

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil de Alicante ha incautado en el Puerto de la Vila Joiosa de 12 cajas de pescado procedente de capturas ilegales y de 37 cajas puestas a la venta en el mercado mayorista de Alicante por un "inadecuado" estado de conservación del producto. En total 300 kilos de pescado.
La Comandancia provincial ha explicado que las incautaciones son consecuencia de los controles de las actividades pesqueras llevados a cabo en la provincia de Alicante.
En la primera inspección, realizada en el Puerto de la Vila Joiosa, los agentes incautaron 12 cajas de pescado procedentes de capturas ilegales. Se trataba de ejemplares inmaduros de diversas especies.
En la segunda inspección, llevada a cabo en el Mercado de Mayoristas de Pescado de Alicante, se decomisaron 37 cajas de pescado fresco puesto a la venta de forma irregular y sin poder garantizarse un estado de conservación adecuado para su consumo.
Se trata de casi 300 kilogramos de pescado de diversas especies capturado y comercializado de forma ilegal. Entre las especies decomisadas se encuentran ejemplares de jurel, pescadilla, pulpo, chirla y pescadilla. Las principales irregularidades cometidas son las de carecer de la talla mínima reglamentaria para su captura y la de no presentar las pertinentes garantías sanitarias para su comercialización y consumo.
Los ejemplares intervenidos aptos para su consumo, fueron entregados a centros benéficos, mientras que el resto, del que no se podía garantizar su buen estado, fue destruido por determinación de las autoridades sanitarias.