Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Civil adapta las siete actas policiales y diligencias de uso más frecuente a Lectura Fácil

La Guardia Civil ha adaptado las siete diligencias y actas policiales de uso más frecuente tanto al formato de Lectura Fácil como a sistemas alternativos de comunicación, en el marco de la Declaración de intenciones firmada junto con el Instituto de Lectura Fácil, según ha informado la institución.
La Lectura Fácil es un método de adaptación y redacción de documentos que pretende hacer accesible la información a las personas con dificultad de comprensión lectora y con el que la Guardia Civil tiene como objetivo eliminar barreras cognitivas para garantizar la comprensión de los derechos por la ciudadanía.
La adecuación se ha realizado a través de directrices internacionales aportadas por IFLA (International Federation of Library Associations and Institutions) y por Inclusion Europe, que afectan al contenido, al lenguaje, a las ilustraciones y a la maquetación.
Las diligencias y actos adaptados han sido el acta de información de derechos a personas víctimas de un delito; la diligencia de información de derechos al investigado no detenido; la diligencia de detención e información de derechos y elementos para impugnar la detención a un menor de 18 años; la diligencia de información de derechos a menores de 18 años investigados no detenido; el acta de detención e información de derechos al menor de 18 años detenido por inicio de expediente; la diligencia de detención e información de los derechos y de los elementos para impugnar la detención; y el documento con instrucciones para solicitar ayuda jurídica gratuita de un abogado.
La adaptación se ha producido tras la detección por parte de la Sección de Análisis del Comportamiento Delictivo (SACD) de la Unidad Técnica de Policía Judicial de la Guardia Civil de la necesidad de adecuar la información sobre detenciones a colectivos especialmente vulnerables, como las personas con algún tipo de discapacidad intelectual.
El proyecto ha incluido la adaptación del acta de información de derechos para víctimas de un delito de la Ley 4/2015 a otros Sistemas Aumentativos y Alternativos de Comunicación (SAAC), en concreto al lenguaje de signos, subtitulado y versión audio, y la Guardia Civil prevé hacer lo mismo con el resto de actas y diligencias.
La iniciativa, que ha contado con el apoyo de la Fundación Cajasol, está siendo estudiada por el Instituto Lectura Fácil de cara a promover la firma de un convenio con el Servicio Bibliográfico de la ONCE (SBO) para que pueda disponerse de todos estos documentos en formato braille.