Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

HM Torrelodones presenta 'KineSpring', una "innovadora" opción para pacientes con artrosis de rodilla

El jefe de equipo de Cirugía Ortopédica y Traumatología de HM Universitario Torrelodones, el doctor Ricardo Rodríguez Arozena, ha presentado el sistema 'KineSpring', la cual es una "innovadora opción de tratamiento de pacientes con artrosis de rodilla en fase inicial que no precisan someterse a una cirugía de reemplazo total de rodilla".
'KineSpring', calificado como "pionero" por este doctor, "consiste en la colocación de un implante de descarga articular", donde se colocan "dos placas, cada una en la parte medial del fémur y la tibia, unidas por un muelle, de tal manera que éste libera a la articulación de la sobrecarga ejercida sobre la rodilla lesionada, llegando a disminuir la carga del compartimento interno de la rodilla en una cantidad próxima a una disminución de peso de 13 kilos", tal y como ha explicado en el congreso de la Sociedad Española de Rodilla (SEROD) en Sevilla.
Este especialista ha realizado 3 de estas intervenciones y ha destacado que hasta el momento el resultado es satisfactorio y que no han surgido complicaciones. De hecho, han apuntado que los pacientes pueden deambular inmediatamente y a los 15 ó 30 días ya son capaces de dejar las muletas.
Otra de las ventajas de este sistema es que hace que la edad no sea un factor limitante para esta intervención. "Puede estar aconsejada en pacientes de más edad siempre y cuando no padezcan una deformidad en varo de más de 10º y el compartimento externo y el femororotuliano no estén afectados", ha explicado Rodríguez Arozena.
Así, han señalado que 'KineSpring' cubre el vacío terapéutico que había en pacientes de mediana edad, para los que aún no hay un arma potente y eficaz que resuelva el problema de la artrosis del comportamiento interno.
De este modo, este especialista ha dicho que clásicamente han realizado osteotomías valguizantes, pero los resultados "no siempre son óptimos y en muchos casos necesitan un tiempo de rehabilitación prolongado, aproximadamente, un año".
"Más recientemente, se inició la artroplastia unicompartimental de la rodilla, con resultados no siempre satisfactorios. La osteotomía dificulta posteriormente el implante de la prótesis que antes o después va a ser necesaria, y las prótesis unicompartimentales cuando fracasan sólo permiten la reconversión a una prótesis total", ha explicado.
Aún así, la mayor ventaja que ha apuntado Rodríguez Arozena es que "no toca la articulación, por lo que es totalmente reversible y no cierra la opción a ninguna otra técnica quirúrgica en el futuro".