Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

HM Universitario Torrelodones (Madrid) participa en un programa que mide la adherencia al tratamiento

HM Universitario Torrelodones (Madrid) va a participar en el programa 'FARMAD' para medir la adherencia de los pacientes al tratamiento. Esta iniciativa se ha creado gracias a un acuerdo firmado en noviembre por HM Hospitales, la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (SEFAC), el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM) y el Instituto de Formación Cofares (IFC).
Se trata de una experiencia pionera en el campo de la colaboración entre médicos y farmacéuticos. Así, en las consultas externas de los hospitales HM Universitario Torrelodones y HM Universitario Madrid se seleccionarán un total de 300 pacientes (enfermos crónicos) a los que se les ofrecerá participar en el Programa FARMAD de Adherencia a Tratamientos.
Además, en cada farmacia, con la ayuda de herramientas informáticas específicas, se atenderá a diez de estos pacientes y se medirá el grado de cumplimiento que cada uno de ellos alcanza con respecto al tratamiento que el médico le haya prescrito. Un total de 150 de ellos serán el grupo control y los otros 150, el grupo intervenido.
En concreto, el estudio tiene como objetivo principal mejorar la adherencia al tratamiento de los pacientes crónicos, para demostrar la eficacia del seguimiento farmacoterapéutico a dichos pacientes desde las farmacias. Con las conclusiones de todas las farmacias, al finalizar el año de duración de la campaña, médicos y farmacéuticos evaluarán la evolución de la adherencia al tratamiento de cada paciente, comparándose los resultados entre el grupo control (sin seguimiento) y el grupo intervenido.
Y es que, según ha informado el jefe de Departamento de Farmacia Hospitalaria de HM Hospitales, José Manuel Ortega, entre un 20 y un 50 por ciento de los pacientes no toma la medicación como está prescrita y que dos de cada tres pacientes crónicos no toma adecuadamente su medicación.
"Nuestra experiencia señala que el seguimiento de pacientes crónicos polimedicados en las farmacias comunitarias mejora el cumplimiento terapéutico y con ello, la calidad de vida, reduciendo complicaciones y reingresos hospitalarios, lo que se traduce en una reducción de costes sanitarios", ha apostillado Ortega.
LA FALTA DE ADHERENCIA ESTÁ ASOCIADA A UN AUMENTO DE COMPLICACIONES
Además, la falta de adherencia al tratamiento está asociado con el fracaso terapéutico, un aumento de las complicaciones y un incremento de la morbi-mortalidad así como de gastos sanitarios, por lo que es necesaria su prevención.
"En ocasiones, las causas de la falta de adherencia al tratamiento pueden ser no intencionadas y deberse a una mala comprensión de las pautas. Otras veces, el paciente no cumple las indicaciones por temor a reacciones adversas o porque no tiene síntomas. La no disponibilidad de recursos económicos o de cambio de régimen de vida, también es uno de los motivos para no cumplir el tratamiento", ha recalcado el experto.
De hecho, hay factores que pueden predecir esta falta de adherencia, como la complejidad del tratamiento, una inadecuada relación entre el médico y el paciente, la atención fragmentada, una falta de confianza en los beneficios del tratamiento y el deterioro cognitivo, entre otros.
Para que esto no suceda, según ha señalado Ortega, es necesaria una buena relación médico-paciente y establecer canales de comunicación efectivos. Asimismo, la colaboración entre el médico y el farmacéutico para intentar conseguir la implicación del paciente en su tratamiento, permitiría mejorar la adherencia al mismo y reducir las causas que motivan su incumplimiento. Se podría decir que el profesional cualificado para aconsejar y realizar un seguimiento del tratamiento de los pacientes crónicos, es el farmacéutico".
El estudio se va a realizar en pacientes mayores de 18 años que estén en tratamiento farmacológico por EPOC, enfisema, asma, hipertensión arterial, insuficiencia cardiaca congestiva, diabetes mellitus, demencia, Alzheimer, Párkinson y accidente cerebrovascular.