Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hallan el cadáver de un niño alemán perdido desde hace 3 días en Córdoba

Agentes de la Guardia Civil ayudan a introducir en un coche fúnebre el cadáver del menor alemán de 5 años desaparecido desde hace tres días en la zona conocida como Monte Castillo en Espiel (Córdoba). EFEtelecinco.es
El cadáver de un niño alemán de 5 años que estaba desaparecido desde hace tres días ha sido hallado hoy en una zona conocida como Monte Castillo en Espiel (Córdoba) sin que presente signos de violencia, mientras su madre, que denunció su pérdida y estaba en estado de shock, sigue hospitalizada.
Fuentes cercanas al caso han indicado a Efe que el cuerpo corresponde al del niño alemán desaparecido, aunque la Guardia Civil esperará al resultado de la autopsia para confirmarlo oficialmente, algo que podría ocurrir mañana por la mañana.
El cuerpo no presenta signos de violencia y ha sido hallado junto a dos mochilas -una de adulto y otra de niño- y varias botellas de agua vacías en la zona alta del monte de difícil acceso, escarpada y pedregosa, por lo que en un principio se barajó la opción de movilizar un helicóptero para el rescate, aunque finalmente se ha podido realizar a pie.
Los restos mortales se encontraban esta tarde en el Instituto Anatómico Forense de Córdoba donde se le practicará la autopsia que determinará la causa de su muerte, que, según algunas fuentes, podría deberse a un golpe de calor después de que la madre y el niño se perdieran en el monte.
Sin embargo, el agente encargado del dispositivo de búsqueda del menor ha asegurado a los periodistas que todas las líneas de investigación están abiertas, especialmente por el estado de shock en el que apareció la madre del niño denunciando su desaparición.
El padre del niño -separado de la madre recientemente- y un familiar se han desplazado a Córdoba desde Alemania para hacerse cargo de los restos mortales del pequeño.
El niño se encontraba de vacaciones en España con su madre, que fue la que denunció su desaparición compareciendo ante los agentes hace tres días magullada, desorientada, deshidratada y con arañazos.
En ese momento, la mujer, que se encuentra ingresada en el Reina Sofía de Córdoba en estado de shock y que permanecerá unos días más en el hospital, no pudo precisar las causas de su estado ni el paradero de su hijo.
Según las investigaciones, madre e hijo salieron de Alemania hace una semana para pasar las vacaciones de verano en España en su coche, un Opel Astra que, según testigos, se había averiado el pasado 19 de julio, por lo que solicitaron ayuda.
Además, un día antes, los dos habían sido vistos pescando en el pantano de Puente Nuevo.
La Guardia Civil, a través de la Policía en Alemania, ratificó que el niño siempre iba acompañado por su madre y que los dos emprendieron un viaje a España a pasar las vacaciones.
Los agentes encontraran el vehículo averiado en cuyo interior había ropa de niño y juguetes.