Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hollande dialoga con el Papa sobre familia, bioética, el conflicto en Oriente Medio y en regiones de África

El Papa Francisco y el presidente de la República francesa, Francois Hollande, han dialogado durante su encuentro de 35 minutos este viernes en el Vaticano, sobre temas de actualidad como "la familia, la bioética, el respeto a la comunidad religiosa y la tutela de los lugares de culto", así como acerca de asuntos internacionales con especial atención "al conflicto en Oriente Medio y en algunas regiones de África", según informa un comunicado de la Santa Sede.
Asimismo, han conversado sobre "la pobreza y el desarrollo, la migración y el medio ambiente" y, concretamente, sobre los conflictos internacionales, han coincidido en la necesidad de que se "restablezca la convivencia social pacífica a través del diálogo y la participación de todos los componentes de la sociedad, en el respeto de los derechos de todos, especialmente los de las minorías étnicas".
Además, ambos líderes han puesto de manifiesto "la contribución de la religión al bien" y han confirmado "el recíproco esfuerzo por mantener un regular diálogo entre la Iglesia católica y el estado y a colaborar constructivamente en cuestiones de interés común", según precisa el comunicado.
Durante el encuentro, el presidente francés ha regalado al Papa Francisco un libro sobre San Francisco de Asís y el Pontífice le ha correspondido con una medalla de su pontificado. Antes de la conversación que han mantenido en el estudio privado del Papa, ambos líderes se han estrechado la mano en la biblioteca del Palacio Apostólico.
Según las imágenes retransmitidas por el Centro Televisivo Vaticano, el Papa Francisco ha saludado en francés a Hollande, con un "Señor presidente", aunque la reunión se ha desarrollado con la ayuda de un intérprete. "Estoy muy contento de estar aquí", ha asegurado el presidente francés mientras saludaba al Papa.
Además, han intercambiado los regalos y, al recibir Francisco el suyo, se ha dirigido a Hollande para decirle: "Este es también tu santo", en alusión a su nombre. Además, la visita ha coincidido con la fiesta de San Francisco de Sales, patrón de los periodistas. Finalmente, Hollande se despidió del Papa con un '¡A bientot!' (Hasta pronto).
Tras el encuentro con el Pontífice, el presidente Hollande, acompañado por el ministro del Interior francés, Manuel Valls, tuvo una reunión con el secretario de Estado Vaticano, Pietro Parolin.
La delegación francesa estaba formada por el sacerdote Georges Vandenbeusch, que fue liberado a finales de diciembre después de haber sido secuestrado en Camerún, y Nicolas Hulot, el representante designado por el presidente francés para la protección del planeta.
Hollande ha aterrizado esta mañana en torno a las 9,30 horas en el aeropuerto militar de Ciampino, en Roma, con un avión de la aeronáutica francesa.
Es la primera vez que el mandatario francés visita la Santa Sede, desde que fue elegido en mayo de 2012. De hecho, el líder socialista había cambiado su agenda, que incluía una visita al Papa, oficialmente por razones de calendario y a causa de la renuncia de Benedicto XVI.
PRESIDENTES FRANCESES QUE HAN VISITADO EL VATICANO
Hollande no es el primer presidente francés que es recibido por un Pontífice. Así, Charles de Gaulle fue recibido por Juan XXIII el 27 de junio de 1959 y, tras un periodo en que Georges Pompidou mantuvo la distancia con el Vaticano, tras las revoluciones de mayo del 68, fue Valéry Giscard d'Estaing quien retomó la tradición y visitó el 1 de diciembre de 1975 a Pablo VI en el Vaticano.
En octubre de 1978, Giscard d'Estaing visitó a Juan Pablo II y le invitó a París. La primera vez que el Papa polaco viajó a Francia fue en 1980. Por su parte, François Mitterrand recibió en el Eliseo a Juan Pablo II en 1983, en 1986 y en 1988.
Asimismo, Jacques Chirac, asistió como alcalde de París en 1980 a una misa privada celebrada por Juan Pablo II en el Palacio Apostólico y el 20 de enero de 1996, ya como presidente, Chirac visitó oficialmente el Vaticano.
El 20 de diciembre de 2007, siete meses después de su elección, Nicolas Sarkozy visitó el Vaticano. En septiembre de 2008, el presidente Sarkozy recibió en París a Benedicto XVI y volvió al Vaticano el 8 de octubre de 2010, siendo esta la última vez que un presidente francés visitó un Papa.
ALARMA POR LA COLOCACIÓN DE UNA BOMBA
Coincidiendo con la visita de Hollande al Vaticano, a primera hora de la mañana, ha explotado cerca la iglesia de Saint-Yves des Brétons, en Roma, una bomba casera. Se trata de una propiedad de una fundación religiosa conocida como 'Las instituciones piadosas de Francia', ligada a la embajada del Eliseo ante la Santa Sede, cuyas ventanas se rompieron por la onda expansiva.
Ante este suceso, se ha instalado en el Vaticano el código de máxima alerta, con controles de seguridad instaurados en la columnata de la Plaza de San Pedro y el interior de los muros del Vaticano.
La bomba había sido colocada en pleno centro histórico, aunque no ha causado heridos, pero sí daños materiales a cinco coches. Según un análisis de la policía italiana, el artefacto estaba compuesto por una pequeña botella incendiaria. El cuerpo de carabinieros está investigando la identidad de quien está detrás de este ataque, y si tiene relación con la visita del presidente francés al Papa.