Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Hospital Quirónsalud San José puede ya diagnosticar a afectados por el virus de Zika

El Hospital Quirónsalud San José, así como también el Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, cuenta con los medios y las pruebas de laboratorio necesarios para diagnosticar a los afectados por el virus del Zika.
Son los especialistas del Servicio de Ginecología y Obstetricia los encargados de orientar a aquellas personas que necesiten información o consejos sobre esta enfermedad para la que, por el momento, no existen vacunas ni tratamientos específicos.
Por el momento, las pruebas no están cubiertas por las aseguradoras médicas, por lo que se deben de solicitar de forma privada, bajo una "obligada" prescripción facultativa.
SÍNTOMAS LEVES
Se trata de una enfermedad transmitida por la picadura del mosquito 'Aedes aegypti', que fundamentalmente circula por las Américas y las islas del Pacífico, aunque también por Asia y África. La afección puede pasar desapercibida o cursar con síntomas leves como, por ejemplo, fiebre, dolores articulares, lesiones cutáneas, conjuntivitis.
Sin embargo, el mayor motivo de preocupación se centra en la mujer embarazada por su asociación con graves alteraciones fetales, principalmente microcefalia, calcificaciones intracraneales y afectación neurológica.
En este sentido, la Sociedad Española de Obstetricia y Ginecología, siguiendo las directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS), aconseja a las embarazadas o a las mujeres que estén buscando gestación que eviten los viajes a zonas de transmisión del virus.
También se aconseja que aquellas gestantes que hayan viajado a zonas de riesgo alerten a sus obstetras para que les efectúen controles ecográficos exhaustivos y, si fuese necesario, pruebas serológicas específicas para descartar la enfermedad.