Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El IGME concluye la campaña SUBVENT en la que se han descubierto volcanes submarinos y mejillones quimiosintéticos

El Instituto Geológico y Minero de España (IGME) ha concluido la expedición SUBVENT, en la que se han producido "importantes descubrimientos de vida extrema" en manantiales de gas y volcanes submarinos, bancos mejillones quimiosinténticos en el Golfo de Cádiz u hornillos que producen emanaciones de gases como metano y CO2 en el volcán submarino de El Hierro.
Según ha informado el IGME, en esta expedición se han descubierto nuevos volcanes submarinos en Lanzarote, los más orientales de las islas Canarias y se ha detectado que la vida extrema se adapta "rápidamente" a estos sistemas geológicos extremos rápidamente, y, en muchos casos viven gracias al gas emanado del subsuelo marino.
La institución científica ha destacado que la cooperación científica entre España y Portugal ha sido básica para lograr una infraestructura técnica de excelencia en la exploración submarina como es el minisubmarino LUSO.
La expedición SUBVENT-2 a bordo del buque oceanográfico Sarmiento de Gamboa, ha recorrido más de 4.000 kilómetros en 35 días desde los fondos profundos del Golfo de Cádiz hasta la Isla de El Hierro pasando por los fondos submarinos de Lanzarote y Fuerteventura.
La campaña partió el 10 de marzo de Vigo, a donde a regresado este mismo domingo. La expedición se ha podido seguir en twitter donde se han podido ir viendo imágenes reales de la expedición casi en tiempo real. En total se han realizado 16 inmersiones con el minisubmarino ruso ROV; 11 en el Golfo de Cádiz y 5 en Canarias a unas profundidades de entre 87 metros (en El Hierro) y 3.060 metros de profundidad en el Golfo de Cádiz.
El aparato ha filmado un total de 107 horas y 40 minutos de los fondos marinos de los volcanes submarinos. La expedición ha estado dirigida por el jefe de Geología Marina del Instituto Geológico y Minero de España, Luis Somoza, y ha sido coordinada conjuntamente con el Instituto Español de Oceanografía.
El equipo técnico ha estado compuesto por la Unidad de Tecnología Marina del CSIC y por técnicos de EMEPC de Portugal que se encarga del pilotaje del minisubmarino no tripulado ROV LUSO.
Asimismo participan investigadores españoles que trabajan en las universidades de Ciencias del Mar de Cádiz y Las Palmas de Gran Canaria, del Departamento de Geobiología de la Universidad de Göttingen de Alemania y de la Universidad de Tetuán de Marruecos.
La utilización del mini-submarino portugués ROV LUSO, instalado en el buque oceanográfico español Sarmiento de Gamboa, ha sido resultado de la estrecha cooperación científica entre España y Portugal. La "simbiosis" de dicha instalación conjunta ha supuesto un gran avance en la investigación submarina, tanto de España y Portugal, siendo la primera vez que se utiliza un mini submarino con capacidad para sumergirse hasta 6.000 metros en una expedición de un barco oceanográfico español.
RESULTADOS
Entre los resultados preliminares destaca que se ha filmado bancos de mejillones vivos quimiosintéticos del género Bathymodiolus alrededor de emanaciones activas de metano a cerca de 900 metros de profundidad en el Golfo de Cádiz. Es la primera vez que se identifican y filman estos grandes bancos vivos de mejillones quimiosintéticos en el Golfo de Cádiz.
Asimismo, se han filmado edificios volcánicos submarinos profundos en las Islas de Lanzarote y Fuerteventura. Los volcanes están alineados en crestas cuya orientación y forma recuerdan mucho a la morfología del Timanfaya en la próxima isla de Lanzarote. Dichos volcanes submarinos suponen las erupciones más orientales del vulcanismo que ha construido las Islas Canarias.
A este respecto, el IGME ha señalado que en esta zona se descartaba que hubieran llegado las emisiones volcánicas canarias submarinas. Dicho descubrimiento, a falta de datos fehacientes sobre su edad, pueden alterar las hipótesis sobre la existencia de un solo "punto caliente" que generó las Islas Canarias y abre nuevas incógnitas sobre la evolución hacia el oeste del vulcanismo canario.
Asimismo, se ha realizado una inmersión en la erupción submarina de La Restinga de El Hierro a lo largo de conos submarinos secundarios que resultaron de la última actividad de dicho volcán submarino. Se han obtenido imágenes de varios conos y de una especies de hornillos en la cima de este volcán submarino reciente, generados durante los últimos estadios de la reciente erupción.
Igualmente, se han filmado abundantes bancos de "camarones" que viven en grietas en las laderas del volcán a unos 300 metros de profundidad y en las que se ha detectado emanaciones de CO2 y metano producto de la actual desgasificación del volcán.
Finalmente, el IGME indica que tras concluir la expedición los científicos ya están analizando las futuras aplicaciones de lo hasta ahora descubierto, como, por ejemplo el papel de los microorganismos para comer metano y CO2 y la existencia de moléculas antitumores cancerígenos en dichos organismos extremos profundos.