Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El nuevo obispo se suma "con ilusión y pasión" a la Iglesia de Jaén para ejercer como "apóstol de Jesucristo"

El nuevo obispo de la Diócesis de Jaén, Amadeo Rodríguez Magro, ha tomado posesión de su cargo este sábado en la Catedral de la capital en una misa en cuya homilía ha indicado que se suma "con ilusión y pasión" a la Diócesis del Santo Reino de Jaén, a la que viene a ejercer el ministerio apostólico como "apóstol de Jesucristo" para "actuar en su nombre y con la impronta de su corazón".
Ha recordado que ha pasado "casi 13 años como obispo de Plasencia", diócesis a la que "tanto quiero", y ha afirmado que "sólo si la Iglesia es casa y escuela de comunión será creadora de unidad en el mundo". "Nosotros hemos de crearla en medio de la sociedad jiennense. Hemos de ser puente entre personas, expresiones culturales y modelos de convivencia o creencias", ha agregado.
"Como Iglesia en el mundo que somos, hemos de hacernos presentes en la fragilidad humana, en la felicidad y el sufrimiento, en la vida afectiva, en el respeto a la dignidad de las personas, incluidas las no nacidas, en el trabajo cuando dignifica, también cuando es injusto o precario y, especialmente, en los que están en paro, como les sucede a tantos", ha continuado Rodríguez Magro, que ha expresado su deseo de llevar en su ministerio episcopal el olor a "oveja", del "que habla Jesús en el Evangelio y ya anunciaban los profetas como testigos del corazón de Dios".
"Rezad por mí para que mi ministerio episcopal tenga el olor de los hombres y mujeres de esta tierra, el de los andaluces de Jaén. Sólo así podré identificar mi mirada con la de Jesucristo, Santo Rostro misericordioso del Padre. Ese que, como un tesoro, veneramos en esta Santa Iglesia Catedral", ha añadido el nuevo obispo.
El prelado ha tenido también palabras de recuerdo a su antecesor, Ramón del Hoyo, con el que la "Iglesia diocesana de Jaén se ha deslizado por una firme y fiel singladura", y a la que desde este sábado el nuevo obispo ha dicho sumarse "con ilusión y pasión". "Vengo a vosotros para seguir remando con vosotros", ha apostillado antes de evocar "la presencia entrañable de María, la Madre de la Iglesia de Jaén, la Santísima Virgen de la Cabeza", ante la que este viernes tuvo "la oportunidad de rezar por primera vez", según ha apuntado.
A la misa de toma de posesión del nuevo obispo estaba prevista la asistencia de 27 cardenales, obispos y arzobispos, así como del Nuncio de Su Santidad, Renzo Fratini, junto a representantes de la Iglesia llegados de toda España.