Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Iglesia recauda 250,3 millones del IRPF, un 1,1% más que el año anterior, y lo atribuye a la salida de la crisis

Barriocanal anima a marcar la X de la Iglesia en lugar de darle el dinero a Montoro
El dinero recaudado por la Iglesia Católica a través del IRPF en 2104 aumentó en 2,7 millones (un 1,1% más) con respecto al ejercicio anterior hasta los 250,3 millones de euros, una subida que atribuyen al inicio de la salida de la crisis económica. También creció en 23.174 el número de declaraciones con la 'X' de la Iglesia aunque cayó en un 0,12% el porcentaje de estas debido al incremento del número de declarantes.
Concretamente, la cantidad destinada a la Iglesia por los contribuyentes a través de su Declaración de la Renta superó en 2014 los 250 millones de euros por primera vez desde el inicio de la crisis, pasando de los 247,5 millones del año anterior a los 250,3 millones. De esta forma, se invierte la bajada del ejercicio de 2013, cuando se produjo una caída de 1,5 millones de euros.
Atendiendo al número de contribuyentes, en 2014 se presentaron 7.291.771 declaraciones a favor de la Iglesia frente a las 7.268.597 del año anterior, es decir, 23.174 declaraciones más. Además, si se tienen en cuenta las declaraciones conjuntas --con más de un declarante--, la CEE calcula que en torno a 9 millones de ciudadanos marcaron la 'X' de la Iglesia.
En cuanto al porcentaje que suponen las declaraciones a favor de la institución en el conjunto de la nación, ha pasado del 34,88% en 2013 al 34,76% en 2014, un 0,12% menos. Este porcentaje, según señalan desde la CEE, indica que "todavía es posible concienciar a más personas de la actividad de la Iglesia para que destinen parte de sus impuestos, sin pagar más y sin que le devuelvan menos".
Por comunidades autónomas, en 14 de las 17 se ha incrementado el importe recaudado, destacando Madrid, Andalucía, Cataluña y Valencia. Por su parte, aquellas donde más se ha marcado la casilla de la Iglesia han sido Castilla-La Mancha, Murcia, Extremadura y La Rioja, superando todas ellas el 46%. Asimismo, hay cuatro provincias en las que más de la mitad de los contribuyentes marcaron la 'X': Ciudad Real, Cuenca, Jaén y Badajoz.
Atendiendo al sexo de los declarantes, un 35,35% de las mujeres asignaron un 0,7% de sus impuestos a la Iglesia frente a un 34,93% de los hombres. Sobre las actividades a las que se destina el dinero, la CEE explica que cerca de un 80% lo distribuye entre las diócesis para todas sus acciones y sin limitaciones del Estado. Después, existen unas partidas que se reserva la CEE para pagar la seguridad social del clero, para el sueldo de los obispos o campañas pastorales.
El vicesecretario para asuntos económicos de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Fernando Giménez Barriocanal, ha destacado el hecho de que en pleno siglo XXI siga existiendo "un apoyo tan importante" de los españoles a la Iglesia católica, incluso por parte de no creyentes y de personas que ni siquiera van a misa.
A HACER EL BIEN O A MONTORO
"Es una buena manera de hacer el bien. Para que se lo quede (el ministro de Hacienda en Funciones, Cristóbal) Montoro y haga lo que quiera, por lo menos yo decido que una pequeña parte de mis impuestos los destino a hacer el bien", ha subrayado Barriocanal para animar a los ciudadanos a marcar la 'X' de la Iglesia en este ejercicio.
En cuanto a los motivos a los que achacan el incremento tanto del número de declarantes que marcaron en 2014 la casilla de la Iglesia como del dinero recaudado, Barriocanal ha precisado que se debe a un cúmulo de factores entre los que destaca: "el inicio de la recuperación económica en España pues al tener una renta mayor se pagan más impuestos; el hecho de que la Iglesia "tiene cada vez más peso en la sociedad, especialmente durante la crisis, con su labor asistencial"; y la "mayor transparencia" en la comunicación que ha provocado, según la CEE, un mejor conocimiento de la institución.
Giménez Barriocanal ha explicado que este sistema de asignación tributaria tiene sus orígenes en los Acuerdos firmados entre el Estado Español y la Santa Sede y más recientemente, en 2007, cuando se elimina la dotación mínima que hacía el Estado a la Iglesia para dejar únicamente la asignación tributaria. Y los obispos, según ha afirmado, se sienten "muy tranquilos y satisfechos" con este sistema pero no excluyen, según ha precisado, que también se beneficiaran de él otras religiones, como los musulmanes, judíos o evangélicos. "Entenderíamos que hubiera otras alternativas", ha apuntado.
Sobre la posible revisión de los Acuerdos planteada por algunas fuerzas políticas en el marco de las negociaciones para formar gobierno, Barriocanal ha indicado que respetan las iniciativas de los diferentes partidos aunque ha precisado que sí entran a valorar cuando se dicen cosas que "no obedecen a la realidad" como la exención del IBI que, según ha puntualizado depende de la Ley de Mecenazgo que también afecta a otras confesiones, partidos, fundaciones y otros. "El Gobierno puede cambiarlo si lo estima oportuno, lo que me parecería extraño es que solo lo cambiara para la Iglesia", ha remarcado.