Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Imágenes exclusivas de la detención de Astrit Bushi

Las mismas fuentes han indicado que Astrit Bushi ha sido detenido en el domicilio de su mujer, en la localidad albanesa de Lac, en una operación de la policía de aquel país en colaboración con la Guardia Civil.
Cuando Bushi entró en la comisaria albanesa su cara lo decía todo al reconocer al mismo guardia civil que le había detenido meses antes en España.
Muy risueño asegura que se esperaba que ocurriera, incluso llega a comentar que han sido muy rápidos en volver a localizarle.
Pese a todo, no parece preocuparle su actual estado ya que termina señalado que "Dios es grande", en respuesta a si la jugada le había salido mal. Aunque en realidad, no fue un artificio suyo. Por esta razón, los amigos que le ayudaron no pueden ser detenidos como presuntos cómplices.
El error
Bushi, que había sido detenido en noviembre de 2008, quedó en libertad el pasado 31 de marzo por un error, después de haber sido trasladado a Madrid desde el centro penitenciario de Puerto 3, en Cádiz, para comparecer en un juzgado de la capital y, posteriormente, en otro de Alcobendas.
Los dos policías que dejaron en libertad a Astrit Bushi mantuvieron que no sabían que el detenido venía de prisión, ya que no fueron informados ni de su origen, ni de que tenía que reingresar a la cárcel.
Así se lo manifiestaron los agentes en una nota informativa, que remitieron al comisario jefe de la Comisaría Local de Alcobendas, en la que sostenían que "ni durante la custodia del detenido, ni cuando fue hecho entrega el mismo por el Juzgado junto con el auto" fueron informados del origen del detenido, ni de que éste tenía que reingresar a un centro penitenciario. Por ello, y en vista de lo dictado por el juez, los agentes procedieron a dar curso a lo que ordenaba el mismo. Y el auto acordaba la libertad provisional de Bushi con la obligación de comparecer en el Juzgado cada quince días y de informar en el mismo de "cuantos cambios de domicilio verifique".
El detenido compareció ante el Juzgado de Primera Instancia número 3 de Alcobendas como imputado en un presunto delito de robo con fuerza en grado de tentativa, del que el juez estima que existen "motivos bastante" para considerarle responsable criminalmente, aunque finalmente decidió decretar su libertad provisional sin fianza.
El empresario y productor José Luis Moreno confesó entonces no salir de su asombro tras conocer el "inaudito" error que permitió la puesta en libertad del supuesto líder de la banda que asaltó su vivienda y reconoció sentir una mezcla de "impotencia e indignación" por este hecho. Ahora, tras conocer la detención de Astrit Moreno ha confesado estar "aliviado, tranquilo y seguro".
Huida
Nada más huir del Juzgado de Alcobendas, Bushi se refugió en un piso de Madrid. Estaba preparando su fuga, escondido, esperando que su cara dejara de aparecer en los medios de comunicación.
La polémica de su puesta en libertad enfrentó a los jueces y policías. Los agentes que le quitaron las esposas culparon al juez por dar a Bushi la condición de detenido en vez de preso, obviando que Bushi venía de la cárcel y a la cárcel debía regresar. Los agentes olvidaron que la guardia civil había notificado hora de recogida del preso. El tribunal superior de justicia de Madrid defendido al juez y el Ministerio del interior culpo al juez.
El abogado de Astrit Bushi ha logrado que, en 14 de los 20 asaltos que se le imputan, los jueces le dejen en libertad provisional. Por él supimos que el albanés no esta acusado de la agresión a J osé Luis Moreno, a pesar de ser el jefe de la banda. La polémica destapó además que unas semanas antes, su lugarteniente Fred Deda, también fue puesto en libertad por un error, esta vez en el centro penitenciario.
Investigaciones
Tras su huída, la Guardia Civil puso en marcha una investigación para detenerle. Localizó el nuevo móvil del huido y lo pinchó. La intervención de la línea determinó que Bushi se encontraba en Albania, por lo que el instituto armado solició a las autoridades albanesas autorización para trasladarse al país y detener al fugado.
Así, se inicia, al alba, la última fase de la 'Operación Arbusto' que ha culminado con la detención de Bushi que portaba una pistola checa tras realizar siete registros en domicilios de personas relacionadas con el círculo más próximo del detenido.