Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Interior activa un nuevo protocolo para las desapariciones

El caso Marta sienta precedentes. El Ministerio de Interior ha creado un nuevo protocolo de actuación policial para las desapariciones. El modelo que ahora se presenta sigue a las críticas de los padres de Marta del Castillo a la actuación de los agentes en la investigación de los hechos. El protocolo, que entrará en vigor en agosto próximo, incluye la creación de una base de datos de personas desaparecidas y un sistema de alerta para difundir masivamente las imágenes de estos, entre otros.
El nuevo protocolo, según 'El Diario de Sevilla', establece una serie de instrucciones que las Fuerzas de Seguridad del Estado tienen que seguir cada vez que reciban una denuncia de personas desparecidas.
Además de una base de datos de desaparecidos y cadáveres sin identificar Interior trabaja en un sistema de difusión masiva de las imágenes de los desaparecidos a través de los medios de comunicación.
Este sistema, inspirado en el modelo Ambar existente en EEUU, permitirá enviar mensajes fuera de las fronteras del país, sobre todo en los casos en que sospeche de que el desaparecido haya salido de España.
Otra de las medidas que conforman el protocolo será la creación de un número de teléfono, el 116000, exclusivo para los casos de niños desaparecidos.
El teléfono estará gestionado directamente por las Fuerzas de Seguridad. Las comisarías y cuarteles tendrán un modelo de denuncia para cada persona desaparecida.
Una vez que sea presentada, ésta se integrará directamente en la base de datos nacional.
Especial prioridad a la desaparición de menores
Interior otorgará prioridad a los casos de menores, que califica siempre de alto riesgo, "con independencia de la presunta voluntariedad o no de la desaparición".
También serán considerado de alto riesgo los casos de personas discapacitadas, de ancianos, de enfermos, de víctimas de violencia de género, de personas en tratamiento médico o de personas violentas cuya desaparición puede constituir un peligro para la integridad física de terceros.ZA