Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Intervienen 1.200 kilos de hachís a un grupo de traficantes internacionales

Los seis detenidos obtenían la droga de Marruecos y la distribuían por Europa
Los Mossos d'Esquadra han decomisado 1.200 kilos de hachís, con un valor de casi dos millones de euros, durante la desarticulación de un grupo de traficantes con base en la comarca barcelonesa del Baix Llobregat que distribuían la droga por diferentes países de la Unión Europea.
En un comunicado este miércoles, la policía catalana ha detallado que la operación se ha saldado con la detención de seis personas de nacionalidad marroquí, cinco de las cuales han ingresado en prisión.
La investigación se inició en septiembre de 2015 después de que la Policía Local de Sant Joan Despí interceptara en un control de tráfico un vehículo cargado con 300 kilos de hachís.
El Área de Investigación Criminal de la Región Policial Metropolitana Sur de los Mossos d'Esquadra se hizo cargo de las pesquisas, que llevaron al descubrimiento de una red organizada para la obtención de hachís desde Marruecos y su posterior distribución en España, Alemania y Francia.
El 16 de marzo, agentes de las áreas de Investigación Criminal y de Recursos Operativos y de la Unidad Canina de los Mossos realizaron diferentes entradas y registros en cuatro inmuebles situados en municipios del Baix Llobregat y del Barcelonès.
El dispositivo permitió la detención de los principales responsables del grupo de traficantes, tres hermanos de entre 22 y 28 años, uno de los cuales regentaba un bar en L'Hospitalet de Llobregat donde se facilitaban los contactos con el resto de miembros de la banda.
El grupo disponía de un local en Santa Coloma de Cervelló para almacenar la droga, donde la policía encontró 750 kilos de hachís, 70.000 euros en efectivo, un arma corta de fuego y diferentes armas prohibidas.
La actuación policial, bajo la tutela del Juzgado de Instrucción 2 Cornellà de Llobregat, se ha saldado con seis detenidos y el decomiso de 1.200 kilos de hachís, con un valor aproximado de 1.940.000 euros en el mercado negro, así como herramientas y material para almacenar y distribuir la droga.
A pesar de que la policía da por desmantelado el grupo, no descarta que se produzcan más detenciones en los próximos días.