Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Izquierda Plural forzará en febrero la primera votación en el Congreso para retirar la ley

No tiene intención de pedir votación secreta, opción que sí mantiene el PSOE
La Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) será la primera formación que someterá a votación en el Pleno del Congreso la retirada del anteproyecto de ley de reforma del aborto y, para ello, ha registrado una moción, consecuencia de la interpelación que su portavoz de Igualdad, Ascensión de las Heras, planteó este miércoles al ministro Alberto Ruiz-Gallardón. La iniciativa será votada, previsiblemente, el próximo 11 de febrero.
Eso sí, en principio, la Izquierda Plural no tiene intención de forzar que la votación de esta moción sea secreta, lo que sí ha anunciado el PSOE para cuando llegue al Pleno del Congreso su proposición no de ley pidiendo la retirada de la reforma auspiciada por Justicia.
El texto de IU-ICV-CHA reclama también al Ejecutivo que "no atente contra los derechos fundamentales de las mujeres" y que, por lo tanto, no se modifique "de manera restrictiva" la actual Ley socialista de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo de 2010, sin que ésta pueda ser modificada "si no es para garantizar y ampliar los derechos reconocidos en el texto vigente".
DERECHO "IRRENUNCIABLE"
Así lo ha confirmado a Europa Press De las Heras, quien explica que el derecho a decidir de las mujeres sobre su maternidad "no se puede enmarcar en un debate ajeno a la libre decisión de las mujeres", dado que es un "derecho fundamental" y, como tal, sostiene que "no puede ser objeto de intercambio con los estamentos religiosos y sociales más reaccionarios".
A su juicio, es "irrenunciable" el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo ya que entra dentro de la libre decisión de las mujeres. "Sin interferencias, sin condicionantes, sin tutelas, ni penalizaciones", detalla la diputada de Izquierda Unida.
El texto propositivo de esta iniciativa es similar al registrado en dos proposiciones no de ley que esta formación ha presentado para ser debatidas en el Pleno del Congreso y en la Comisión de Igualdad.
QUE SE RETIRE EL PROYECTO
En respuesta a la interpelación de De las Heras, quien pedía la retirada del anteproyecto, el ministro criticó la postura "poco comprensiva" de la oposición con lo que está haciendo el Ejecutivo, que es, según dijo, "una ley profundamente humanista y profundamente respetuosa con los derechos del concebido y de la mujer".
"No aspiro a convencerles, no tienen el menor interés en comprender el sentido del anteproyecto, pero sí les quiero asegurar a ustedes y a todos los españoles que este proyecto y este gobierno no da la espalda a las mujeres y que precisamente porque el embarazo y su interrupción son procesos de importancia radical en sus vidas, hemos decidido no mirar hacia otro lado", señaló.
Para De las Heras, el anteproyecto "no es nada menos ni nada más que una reforma restrictiva de la ley de 1985 que en realidad sólo pretende conseguir por la vía de su mayoría absoluta lo que no pudieron conseguir entonces porque el Constitucional no les dio la razón", es decir, acabar con el aborto en España.
La diputada de Izquierda Plural denunció también que el texto "insulta" a las mujeres y "modifica su capacidad de decidir tratándolas como incapacitadas o locas y dejando la decisión en manos de terceros", a quienes se traslada la causa punible", por unos "valores morales hipócritas" que "utilizan el derecho a la vida" como pretexto.