Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Junta andaluza suprime las casi 700 licencias para formación del profesorado que preveía otorgar el próximo curso

La Consejería de Educación ha suspendido la convocatoria que abrió el pasado mes de enero para otorgar 695 licencias de formación al profesorado andaluz para realizar investigaciones, cursos, estancias en el extranjero o estancias en centros de trabajo durante el próximo curso 2012-2013 ante la "imposibilidad material de continuarla por causas sobrevenidas".
En una resolución de la Dirección General de Innovación Educativa y Formación del Profesorado publicada este martes en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), consultada por Europa Press, la Administración educativa explica que la referida convocatoria "resulta inviable" a la vista "de la situación financiera del país que obliga a adoptar restricciones presupuestarias" y teniendo en cuenta, igualmente, las "circunstancias económicas sobrevenidas que se plasman" en el Plan de Reequilibrio económico-financiero del Gobierno andaluz.
Por ello, Educación ha decidido "terminar el procedimiento" de la convocatoria --que ya contaba incluso con un listado provisional de admitidos-- y suspender estas ayudas que venía otorgando para la formación permanente del profesorado desde el curso 2008-2009. Fuentes de la Consejería han señalado a Europa Press que la decisión responde a los "recortes impuestos" por parte del Gobierno central y que la Junta ha tenido que reflejar en su plan de ajuste en medio de un "difícil escenario económico".
Esta explicación, sin embargo, no convence ni a los sindicatos ni a los docentes afectados, que lamentan la supresión de la convocatoria por cuanto que es la "única manera de mejorar la formación del profesorado y, por ende, del sistema educativo andaluz".
"Lo peor es que, después de preparar durante casi dos meses el proyecto de estudio que había que presentar junto con la solicitud, la Consejería suspenda la convocatoria de buenas a primeras y sin avisar a los profesores seleccionados", se queja en declaraciones a Europa Press Pedro García, un docente andaluz que este curso había conseguido ser admitido provisionalmente entre los beneficiarios de las licencias y que lamenta, sobre todo, "la merma que esto va a suponer para la formación de los docentes más jóvenes y de los de idiomas".
Para el secretario general de Enseñanza de CCOO en Andalucía, José Blanco, este recorte no es del todo nuevo ya que, según ha recordado, su sindicato lleva denunciando durante un par de cursos "que no se otorgaban la totalidad de las licencias, sino un número reducido de ellas y no por falta de calidad de los proyectos, sino por falta de recursos económicos".
Así las cosas, Blanco confía en que "al menos" los programas de formación del profesorado no remunerados --las casi 700 licencias de estudios suprimidas conllevaban compensaciones económicas hasta de 6.000 euros anuales--, se mantengan porque son "vitales" para la mejora del sistema educativo en su conjunto.