Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Junta ofrece asistencia jurídica a Juana Rivas para pedir suspender el régimen de visitas de sus hijos

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha anunciado este jueves que desde el Gobierno andaluz se ha ofrecido asistencia jurídica a Juana Rivas, la madre de Maracena (Granada) que ha incumplido la orden judicial de entregar a sus hijos al padre, condenado en 2009 por maltratarla, para pedir la suspensión del régimen de visitas de los menores.
Así lo ha señalado Susana Díaz en su cuenta personal de Twitter, consultada por Europa Press, después de que el pasado martes ya expresara su apoyo a Rivas "en su lucha para proteger a sus hijos", afirmando que "los niños también son víctimas de la violencia machista".
Por su parte, la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, también se ha referido a este ofrecimiento por parte de la Junta, porque, asegura, "Juana Rivas está pasando por un situación muy difícil" y "es importante que pueda tener todos los instrumentos a su favor".
Además, y en declaraciones a Europa Press, ha indicado que en estos momentos "están pensando sobre todo en los niños", quienes "están sufriendo una tensión psicológica que les afecta en su normal desarrollo", y en este sentido, insiste, "es la disposición por parte de la Junta de apoyar a Juana Rivas en este caso".
Estas declaraciones se producen un día después de que Juana Rivas haya incumplido la providencia del Juzgado de Primera Instancia número 3 de Granada que fijaba la entrega de los menores, de once y tres años, a las 16,30 horas del miércoles en el Punto de Encuentro Familiar de Granada, donde debían ser recogidos por el progenitor para regresar con él a Italia, país en el que tienen su lugar de residencia.
Desde entonces, Juana Rivas permanece en paradero desconocido, al igual que sus hijos, a los que la Guardia Civil ha buscado sin éxito en domicilios particulares vinculados con la madre y su familia.
El Juzgado mantiene vigente el requerimiento de que se les localice, mientras el abogado que representa al padre de los menores ha anunciado acciones legales por entender que se trata de un "segundo secuestro", después de que primero la madre se los llevara de Italia sin consentimiento del padre y después no los entregara el miércoles en el Punto de Encuentro Familiar de Granada.