Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Junta declara controlado el incendio de Castrocontrigo (León), que ha afectado a 11.724,75 hectáreas

La Junta de Castilla y León ha declarado controlado a las 18.30 de este martes, 28 de agosto, el incendio forestal iniciado a las 14.06 horas del día 19 de agosto de 2012 en el término municipal de Castrocontrigo, en la provincia de León, de origen intencionado.
Los trabajos de extinción, según informaron a Europa Press fuentes de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, se desarrollaron fundamentalmente durante los días 19, 20 y 21 de agosto hasta que se logró estabilizar el perímetro, manteniéndose medios desde entonces para controlar reproducciones y asegurar el mismo.
La previsión es que continúen medios en la zona revisando el perímetro y refrescando puntos calientes hasta que se dé por extinguido.
En dicho incendio han trabajado a lo largo de estos días más de un millar de personas del Operativo de la Junta de Castilla y León, apoyados por medios del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y efectivos de la UME y de la Guardia Civil.
Además, se ha contado con el apoyo y colaboración de los medios de la Diputación Provincial de León y municipios afectados así como con el apoyo y trabajo de la población local, "que con su ardua labor ha demostrado su aprecio por sus masas forestales".
La superficie afectada por las llamas, la mayor registrada en la estadística de Castilla y León, ha sido de 11.724,75 hectáreas ubicadas en cinco términos municipales Castrocontrigo (5.497 hectáreas), Quintana y Congosto (2.929 hectáreas), Luyego (1.447 hectáreas), Destriana (1.121 hectáreas) y Castrillo de Valduerna (730 hectáreas).
La mayor parte de esta superficie afectada se corresponde con Montes de Utilidad Pública de estos términos municipales, concretamente el 69,9 por ciento es superficie de estos montes de Utilidad Pública con un total de 8.194 hectáreas quemadas.
Las pérdidas de superficie arbolada de este incendio son "extraordinarias" ya que han afectado a 10.555 hectáreas en total, de las que 8.562 son de pino resinero (incluyendo parte de los regenerados de los incendios de 1991 y 1998), 655 de otros pinos (silvestre y laricio fundamentalmente) y 1.338 de frondosas (encina, rebollo, abedul, aliso...); además ha afectado a 1.169 hectáreas de vegetación no arbolada (matorral, pastos y cultivos).
Los espacios naturales afectados por el incendio se extienden a lo largo de la alineación montañosa situada en el suroeste de la provincia de León, en sentido noroeste-sureste, que incluye parte de los Montes de León (Montes Aquilanos y Sierra del Teleno).
Estos espacios constituyen el área de cría, alimentación o invernada de numerosas especies de fauna, entre las que figuran el halcón peregrino, el águila real, el águila culebrera, el águila calzada, el halcón abejero o el roquero rojo entre otras.
"También la zona resulta de importancia para los reptiles y el incendio supone la destrucción de gran cantidad de hábitat forestal, necesario para el desarrollo de mamíferos: ciervos, corzos, jabalíes, entre otros; asimismo, cabe destacar las poblaciones de murciélagos forestales", señalaron las mismas fuentes.
Ya se han comenzado las primeras actuaciones y estudios para la restauración de la zona quemada, que pasan por la extracción del importante volumen de madera quemada por el incendio, encaminada a la posterior restauración de su cubierta vegetal, que al ser fundamentalmente correspondiente a Montes de Utilidad Pública recaerá principalmente en la Junta de Castilla y León a través de su servicios forestales.
En este sentido, cabe señalar el "extraordinario poder de regeneración" del pino resinero de la comarca que, con sus piñas "serótinas", aseguran una abundante y fructífera diseminación de piñón que darán continuidad a la masa actual.
"Esta situación permitirá, con el paso de los años, volver a recuperar la masa forestal adulta con sus producciones de madera, caza, resina (que se había vuelto a iniciar en fechas recientes), así como de sus abundantes cosechas de hongos forestales y la oscura miel de brezo de los montes y pinares del Teleno", apuntó la Consejería.
"Será una ardua labor que permitirá que la comarca de El Teleno recupere su esplendor y riqueza forestal y medioambiental, y que contará con el esfuerzo y el apoyo de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente a lo largo de los próximos años", concluyó la Consejería.