Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Junta confirma que once pacientes infectados por klebsiella han fallecido, pero por otras causas

La Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía ha confirmado este martes que, desde que se declaró el brote de klebsiella en el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba el pasado 9 de febrero, un total de once pacientes infectados con esta bacteria han fallecido, aunque lo han hecho por otras causas.
Además, según ha detallado la delegada territorial de dicha Consejería en Córdoba, María Isabel Baena, en estos momentos son cinco las personas ingresadas en el complejo hospitalario cordobés, tres en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y dos en distintas plantas de hospitalización, las que están infectadas por klebsiella y que están aisladas del resto de pacientes.
Ante estos datos, la titular de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, quien ha asistido en Córdoba junto a Baena a un encuentro de empresarias participantes en el programa Hipatia, ha hecho un llamamiento a la "tranquilidad" de la población, ya que "se está trabajando, y bien, desde el ámbito del hospital", dado que "se está trabajando con un protocolo perfectamente establecido", lo cual supone contar con "garantías para la ciudadanía".
De hecho, la consejera ha subrayado que, aunque no tiene constancia de que se hayan registrado brotes de este tipo en otros hospitales andaluces, sí que los hay en otros centros hospitalarios de España, con una persistencia incluso de "cuatro años o cinco años en algunos casos".
Por su parte, María Isabel Baena, tras insistir en que existe un protocolo de actuación para situaciones de este tipo, puesto que, según ha señalado, "hablar de infección nocosomial" hospitales de cualquier parte del mundo "es algo con lo que conviven los profesionales sanitarios" y para lo que, en el caso concreto del Reina Sofía están "preparados", en cuanto a la adopción de medidas para "evitar el contagio entre los pacientes".
De hecho, fue el Servicio de Medicina Preventiva, el pasado 9 de febrero, cuando se declaró el brote de klebsiella, el que estableció "una serie de medidas" que han llevado a Baena a afirmar que "la situación está absolutamente controlada", en cuanto a que "los pacientes que están infectados y que manifiestan clínicamente la enfermedad están aislados".
En cuanto a los citados once fallecidos, Baena ha explicado que la "Comisión de Mortalidad" constituida por profesionales sanitarios a raíz de la declaración del brote de klebsiella en el Reina Sofía, ha determinado, "en sus informes preliminares", que, "hasta el día de hoy, ninguna de las muertes ha sido provocada por la bacteria".