Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El padre de Leopoldo López pide al Vaticano que visiten a los presos políticos de Venezuela

Leopoldo Ernesto López Gil, padre del opositor venezolano, Leopoldo López Mendoza, condenado a pasar los próximos 14 años en la prisión militar de Ramo Verde ha pedido al secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, que un delegado de la Santa Sede visite a los encarcelados políticos del chavismo.
"Yo he pedido que la Iglesia sea testigo de las condiciones de los presos políticos en Venezuela, en particular de los encarcelados en los sótanos de La Tumba, que tiene cinco pisos por debajo del suelo. Los allí encarcelados llevan más de un año sin ver la luz del sol. Están arrestados, pero no juzgados", ha explicado a la salida de su reunión con Parolin, después de haber saludado al Papa tras la audiencia.
Parolin fue nuncio apostólico en Venezuela y conoce de cerca la situación política y social del país. "Fue muy interesante. Una vez más me pidió ponerlo al tanto y actualizarle sobre la situación política de Venezuela, la falta de libertad, de justicia", ha comentado.
Antes de la reunión con el número dos de la Santa Sede, el padre de Leopoldo López, que vive en España, ha saludado al Papa tras la audiencia general de este miércoles ante cientos de fieles en la plaza de San Pedro de Roma.
"El Santo Padre pidió al presidente Maduro a través de una carta privada que abra las posibilidades de mediación y diálogo para salvar la situación actual y la crisis humanitaria que vive Venezuela en este momento. Le pedí sus oraciones y su bendición por nuestro país y la gente que sufre persecuciones como mi hijo. El Papa me sonrió y en pocas palabras me dio la bendición y me aseguró tenerlo en sus oraciones", ha detallado.
Sobre el contenido de la carta, ha señalado que se trataba de una misiva "privada" pero que el Papa pidió a Maduro "tolerancia y que se den las condiciones para que sea un diálogo provechoso".
López Gil ha regalado al pontífice argentino el libro escrito por su hijo desde la prisión, 'Prisionero, pero libre', publicado en abril en España, que recoge las notas y pensamientos del líder opositor, su lucha contra el régimen y sus ideales políticos. "El Santo Padre se comprometió a rezar por los presos políticos, recibió el libro de Leopoldo con mucho entusiasmo, nos brindó una sonrisa de esperanza que todos gradecemos mucho", ha explicado.
Sobre la posibilidad de que el Vaticano envíe a un delegado para mediar en Venezuela, López Gil ha manifestado que "hay una oferta específica por parte de la Iglesia en ese esfuerzo de diálogo" pero ha advertido de que es complicado que Maduro acepte esa posible mediación eclesial.
"Es difícil que entienda la situación, no la ha entendido en estos 17 años que lleva el chavismo en el poder. Es posible que tengan los oídos tapados con cera, pero si fuese una persona capaz de oír, ciertamente le daría la bienvenida a la Iglesia", ha comentado.
Vanessa Ledezma, una de las hijas del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, también participó en los saludos al Papa a quien regaló la bandera de Venezuela.