Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Liberan con cargos a López de Uralde y a otros tres activistas de Greenpeace

La justicia danesa puso hoy en libertad con cargos, tras 20 días en prisión preventiva, al director de Greenpeace en España, Juan López de Uralde, y a otros tres activistas de la organización ecologista que fueron detenidos durante la Cumbre del Cambio Climático de Copenhague.
Una treintena de personas, entre miembros de Greenpeace y familiares recibieron a los cuatro activistas con aplausos y vítores a las puertas de la cárcel de la capital danesa.
La policía detuvo a López de Uralde y a otros dos activistas el pasado 17 de diciembre después de que irrumpieran en la cena de gala que la Reina de Dinamarca ofreció a los jefes de Estado y de Gobierno y pidieran a los líderes un mayor compromiso en la lucha contra el cambio climático.
Un cuarto miembro de Greenpeace fue detenido por ese mismo incidente días después.
López de Uralde y sus tres compañeros -la sueca Nora Christiansen, el suizo Christian Schmutz y el holandés Joris Thijssen- declinaron hacer declaraciones al abandonar la cárcel y se remitieron a una rueda de prensa que ofrecerán mañana a bordo del "Rainbow Warrior", buque insignia de la organización.
Tras abrazarse a algunos de sus compañeros, el director de Greenpeace en España pudo comunicarse por teléfono con su esposa para informarle de su puesta en libertad: "Koro, ya está, ya está", le dijo.
La puesta en libertad de los cuatro detenidos se adelantó así en un día a la fecha tope que tenía la policía danesa para ponerlos a disposición judicial, algo que se esperaba que ocurriera mañana.
El tribunal municipal de Copenhague puso así fin al periodo de prisión preventiva de los cuatro detenidos, pero mantiene los cargos de allanamiento de morada, suplantación de autoridad pública y falsificación de documentos.
La justicia danesa debe fijar aún la fecha para el inicio del juicio contra López de Uralde y sus tres compañeros.
La coordinadora de campañas de Greenpeace, María José Caballero, señaló en declaraciones a Efe que el encarcelamiento de los cuatro activistas de la organización había resultado ser una medida "innecesaria" y exagerada.
"Los han dejado en libertad con los mismos cargos que les dijeron el primer día. Estos 20 días de prisión preventiva han sido absolutamente innecesarios", subrayó.
Respecto al aspecto de sus compañeros, apuntó que "se les ve bien" y expresó que desde la organización ecologista están "muy satisfechos" con su salida de prisión.
Los cuatro activistas liberados hoy se trasladaron tras su liberación a un hotel para descansar, mientras que algunos de sus compañeros de Greenpeace se dirigieron al "Rainbow Warrior" para festejar su puesta en libertad.
Entre quienes recibieron fuera de la cárcel a los activistas se encontraban familiares de los compañeros detenidos de López de Ugalde, que les habían visitado hoy en prisión.
La esposa del director de Greenpeace en España y su hermano Íñigo pudieron reunirse con él ayer durante una hora y regresaron por la tarde a España.
Desde Greenpeace han criticado duramente el trato recibido por sus compañeros hasta el punto de que los servicios jurídicos de la organización están analizando si durante la cumbre climática el Gobierno danés vulneró los derechos humanos de los cuatro detenidos.
La asociación ecologista denuncia que un mes antes del inicio de la reunión el Ejecutivo danés amplió las competencias de la Policía, aumentó las penas de prisión y endureció la legislación para aplicar la prisión preventiva y evitar altercados de orden público.
La activista Maite Mompó aseguró hoy que las medidas adoptadas contra sus compañeros han sido "desproporcionadas" ya que, según sostiene, éstos accedieron a la cena de gala sin impedimentos y se identificaron como activistas de Greenpeace para llevar a cabo una acción "pacífica" y no un acto "terrorista".
Desde el pasado 17 de diciembre, Greenpeace ha organizado actos de protesta y de movilización en toda España para reclamar la liberación de López de Uralde y de sus tres compañeros.