Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lorenzo Sanz quiso comprar el Parma vendiendo cuadros a la mafia calabresa

Imagen de archivo de Lorenzo Sanz. Foto: EFEtelecinco.es
La investigación en el marco de la cual el ex presidente del Real Madrid Lorenzo Sanz fue detenido el pasado miércoles acredita que vendió medio centenar de pinturas a la mafia calabresa con el objetivo de reunir el dinero necesario para comprar el Parma, un equipo de fútbol italiano en bancarrota.
Según han informado fuentes policiales, así consta en varias comisiones rogatorias remitidas por las autoridades italianas y en las que queda acreditada la relación de Sanz y de varios anticuarios españoles con la 'Ndrangheta, la organización mafiosa asentada en la región de Calabria.
Las fuentes consultadas han señalado que los hechos se remontan a 2005, cuando el ex presidente madridista planeó la compra del Parma.
El equipo estaba en venta y la sociedad que lo sostenía estaba intervenida judicialmente por una deuda cercana a los 300 millones de euros.
La operación, por la que los directivos del club solicitaron 27,5 millones de euros, le fue propuesta a Sanz por un anticuario, que después se encargaba de gestionar el traspaso ilegal de las obras de arte.
Para cerrar la venta del Parma, los dueños del club exigieron un primer pago de 7,5 millones de euros y posteriormente otros 20 millones, cantidad que debía hacerse efectiva en un breve espacio de tiempo.
Al poco tiempo, Lorenzo Sanz realizó el primer pago desde una cuenta abierta a su nombre en una entidad bancaria española.
Ante la imposibilidad de reunir el resto del dinero para hacer frente al pago acordado, el ex presidente del Real Madrid se vio obligado a vender parte de su colección de obras de arte. En su mayoría, se trataba de pinturas de los siglos XVI, XVII y XVIII que Lorenzo Sanz tenía en un depósito de Alcobendas (Madrid).
Las obras se trasladaron hasta Venecia (Italia), donde un propietario de una sala de subastas las pondría a la venta.
Por su parte, el anticuario que propuso a Sanz la compra del Parma, fue adquiriendo más cuadros, hasta un total de 80, a una familia de anticuarios españoles y a otro vendedor de arte de la provincia de Málaga, que también han sido detenidos.
No obstante, los esfuerzos de Lorenzo Sanz por reunir los 20 millones de euros restantes resultaron infructuosos y así, el club italiano dio por concluidas las negociaciones.
 
Asegura que es inocente
Lorenzo Sanz ha negado su implicación en este supuesto delito y ha explicado que hace tres años, unas personas de la casa de subastas más importante de Italia le pidieron unos cuadros. Ha detallado que los intermediarios italianos se llevaron algún cuadro suyo, de origen español, y se comprometieron a encargarse de todos los permisos necesarios para sacar las obras de arte del país, pero no los tramitaron.
Ha comentado que sus cuadros "no tienen prácticamente valor" y que hasta hoy no ha vuelto a saber nada ni de los cuadros ni de lo que se pagó por ellos en subasta.
"Yo no he sacado ninguna obra de arte", ha recalcado el ex presidente del Real Madrid antes de agregar: "no entiendo de arte porque mi negocio es el inmobiliario".
Otro arresto  
Sanz ya fue detenido el 26 de septiembre de 2008 en Córdoba a raíz de una denuncia interpuesta por una entidad bancaria que le responsabilizaba de un supuesto delito de estafa. El arresto del ex dirigente madridista se produjo cuando, supuestamente, intentaba cobrar unos pagarés falsos por una importante cantidad de dinero.
Por esta otra causa, fue llamado a declarar, pero ese mismo día fue retirada la querella presentada contra él.