Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Madres blogueras con miles de seguidores se convierten en un canal para las asociaciones provida

Decenas de madres sacan adelante cada día además de a sus propios hijos, un blog, una cuenta de Instagram y otra de Facebook. Son las "madres blogueras" o "#instamamis" como se las conoce en las redes sociales y suman miles de seguidores.
Una veintena de estas madres de la 'blogosfera' se han dado cita este jueves 26 de mayo en la sede de la Fundación Redmadre en el I Encuentro Bloggers de Maternidad en el que la asociación pretende encontrar en estas madres "líderes de opinión" un canal para llegar a todas esas jóvenes que se han quedado embarazadas y se plantean abortar o que no tienen recursos para sacar adelante a su bebé.
"Queremos que conozcan las necesidades de las mamás más vulnerables y lo den a conocer a la opinión pública", explica la responsable de eventos de la Fundación, Ivana Carrero, al tiempo que añade que estas 'instamamis' pueden ser una forma de llegar a tantas madres primerizas que necesitan ayuda, más aún en estos momentos en que el Gobierno "no da ningún tipo de ayuda".
Una de estas madres blogueras es Lidia Bedman, con 56.900 seguidores en Instagram y más de 2.600 publicaciones en la red social de fotografías. Tiene dos hijos, Jimena y Santi, de dos años y cinco meses, respectivamente, es autónoma, alimenta sus redes sociales mientras los niños duermen y no cambia unos tacones por nada. Entiende que lo primero que le pregunten siempre es si se puede vivir de subir fotos a las redes sociales.
"Es un mundo oscilante, si te necesitan o te buscan, hay que pactar con ellos", responde en referencia a las marcas de bebé que se rifan cualquier oportunidad para que los hijos de Bedman posen llevando o utilizando sus productos. Es publicidad pero esta joven madre, que además es publicista, tiene claro que sus seguidores no quieren eso y que hay que buscar un equilibrio.
En su cuenta de Instagram @lidiabedman, se pueden encontrar desde fotos de sus embarazos hasta instantáneas de sus hijos durmiendo, desayunando, paseando o jugando. Así, lo que empezó como una cuenta en la que la protagonista eran ella y sus 'outfits', se convirtió en otra donde el foco pasó a centrarse en los niños y donde otras madres y también padres, aunque en minoría, le preguntan dudas y comparten historias. "Las redes sociales sirven para unir y aprender", asegura.
En cualquier caso, tampoco faltan los días en que sus seguidores se enzarzan en debates por divergencia de opiniones. Así ocurrió, según recuerda Bedman, cuando dijo en sus redes sociales que era 'provida'. "Fue un boom", afirma, al tiempo que reconoce que aún existen "cientos de tabús" en las redes sociales.
En este sentido, cuenta que alguna vez alguna seguidora le ha escrito por privado ante un embarazo inesperado y ella la ha animado a seguir adelante. "Cuando fui madre me di cuenta de que una vida no se puede interrumpir", explica.
CERO AYUDAS DEL GOBIERNO
Bedman participa en el encuentro de Fundación Redmadre porque le "encanta" la labor que realiza esta asociación, que nació en 2007 para apoyar y asesorar a las mujeres para superar cualquier conflicto surgido ante un embarazo imprevisto. La 'instamami' califica su trabajo de "extraordinario" hoy en día cuando "las ayudas son cero". "Ojalá no tuvieran que existir estas fundaciones y fuera el propio Gobierno quien diera las ayudas", apunta.
Otra conocida figura en el mundo de la "madresfera" es "mamá gnomo y sus gnomis divinas", es decir, Andrea Fernández del Val y sus tres hijas. "Ser madre es ser invencible. Es recuperarte físicamente de algo tan atroz como sacar un ser de tus entrañas, es ser capaz de dar vida y gestarla durante casi un año y sobrevivir a ello. Es no dormir, amar hasta el infinito y cuidar más allá todavía", explica en su blog 'www.mamagnomo.com'.
Esta sevillana también concilia a base de tener dos jornadas laborales, una que consiste en cuidar de las niñas y otra en bucear por la web y las redes sociales, siempre desde su móvil. Ella no trabajaba cuando se quedó embarazada de su primera hija y, por ello, comenzó a interesarse por la blogosfera. Ahora su blog le ha llevado a montar su propia empresa 'La Giganta Comunicación' que pone en contacto a las madres blogueras y a las entidades o marcas que necesitan comunicar a través de estas páginas.
Entre otras blogueras que han sido invitadas al encuentro de Fundación Red Madre, destacan Pachu con su blog 'pompasdeelefante'; Paloma, autora de la cuenta de Instagram @7paresdekatiuskas, donde se define como "superviviente y feliz madre de ocho hijos"; Barbra Panaro, con su web 'www.desdetres.com' desde la que cuenta las aventuras de "una italiana en España, madre de cuatro niños"; o Déborah Rodríguez, cuya maternidad se puede seguir en la página de Facebook 'ahoraquetengounhijo'.
La Fundación Redmadre ha atendido en sus ocho años de vida a cerca de 40.000 mujeres en toda España a través de las 40 asociaciones repartidas por todo el territorio nacional y formadas por voluntarios que asisten, de forma personalizada, a las mujeres embarazadas o madres en situación de riesgo que piden ayuda. Según destacan desde la asociación, más de nueve de cada diez madres a las que ayudan deciden seguir adelante con su embarazo.