Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fiscal jefe de Madrid afirma que el trato en los centros de menores es correcto

En este sentido, Moix ha asegurado que la Fiscalía que dirige no ha recibido ninguna queja ni denuncia en los últimos años de parte de educadores o internos de los centros que están siendo investigados por el Defensor del Pueblo. 
Además, ha apuntado que él mismo y sus ayudantes realizan visitas periódicas, la última hace tan sólo unos días, y ha afirmado que "nunca" ha observado malos tratos, ni menores atados, ni se les da medicación por doquier, como se ha denunciado. 
En este sentido, Moix ha asegurado que la Fiscalía que dirige no ha recibido ninguna queja ni denuncia en los últimos años de parte de educadores o internos de los centros que están siendo investigados por el Defensor del Pueblo. 
Además, ha apuntado que él mismo y sus ayudantes realizan visitas periódicas, la última hace tan sólo unos días, y ha afirmado que "nunca" ha observado malos tratos, ni menores atados, ni se les da medicación por doquier, como se ha denunciado.
"Al recibir el informe del Defensor del Pueblo, ordené a los fiscales de menores que realizarán visitas sorpresas y el mismo jueves visité personalmente el centro de Picón, algo que ya hicimos en el mes de diciembre. Allí comprobé que está en buenas condiciones y el trato es adecuado", ha explicado Moix.
Ha añadido que mantuvo entrevistas con educadores, enfermeros y con los propios menores y ha precisado que las únicas quejas que le trasladaron fueron que no les daban suficiente tiempo para fumar (en el interior del centro está prohibido), o protestas como "el champú que me dan me seca el pelo, sólo hay un día a la semana de ocio o la comida a veces está fría".
Moix también ha negado que a los menores se les medique sin prescripción médica y ha explicado que todos reciben un trato y seguimiento específico e individualizado y sólo hay 16 a los que se suministra medicamentos con prescripción de los psiquiatras del centro. "Incluso algunos hospitales nos derivan al centro a los chavales porque creen que aquí pueden seguir un tratamiento personalizado", ha indicado.
KOD