Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Martínez Bermejo se disculpa por sus declaraciones y pide que "nadie tenga la más mínima duda en denunciar malos tratos"

El subdelegado del Gobierno en Valladolid, José Antonio Martínez Bermejo, ha puntualizado que "en ningún momento" pretendía "transmitir un mensaje de duda" sobre la "importancia de denunciar" los casos de malos tratos, después de que el pasado lunes considerara que la muerte de la medinense María Henar G.L, asesinada presuntamente a manos de su expareja el pasado mes de marzo, hubiera sido "bastante irreversible" a pesar de que la víctima hubiera presentado denuncia previa.
En declaraciones recogidas por Europa Press, Martínez Bermejo ha pedido "disculpas" si de sus palabras "pudo deducirse lo contrario" y ha reclamado que "nadie tenga la más mínima duda" a la hora de denunciar estos casos. Asimismo, ha extendido este llamamiento no sólo a las personas que sufren violencia de género, sino también a "familiares, amigos, vecinos y allegados".
El subdelegado, que se ha pronunciado en estos términos durante un acto público celebrado este viernes en la capital vallisoletana, ha querido dejar clara su postura al respecto y ha elogiado la "unidad absoluta" que en este aspecto existe entre todos los grupos "con independencia de la posición ideología".
En sus palabras del pasado lunes, José Antonio Martínez Bermejo consideró que "por desgracia" y por la información con la que contaba, aunque la fallecida en Medina del Campo hubiera denunciado a su agresor, el resultado "fatal" era "bastante irreversible" dada la "actuación fuera de cualquier reacción lógica" de su presunto asesino, Pedro Pablo O.T.