Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Melilla trabaja "al más alto nivel" para buscar medidas al acoger más de 500 menores extranjeros no acompañados

Entre los objetivos están "favorecer su retorno voluntario" y realizar "actuaciones que diluyan la situación de inseguridad que pudieran provocar"
El consejero de Bienestar Social de Melilla, Daniel Ventura, ha asegurado que desde el Gobierno (PP) están trabajando, al más alto nivel, "en la búsqueda de medidas legislativas que permitan dar soluciones adecuadas a la presión migratoria de los menores extranjeros no acompañado (MENA), con objeto de que se evite el desarraigo de estos menores de su país o de su familia de origen en consonancia con la normativa europea", dado que en Melilla acogen a más de 500 --la inmensa mayoría de Marruecos-- en sus centros públicos y, en menor medida, residiendo en la calle.
En rueda de prensa este lunes, el también coordinador de Relaciones Sectoriales del Partido Popular de Melilla ha explicado que "Bienestar Social pretende minimizar en lo posible el internamiento de los menores en los centros de acogida".
Para ello, Ventura ha anunciado que se ha aprobado un reglamento de apoyo económico al acogimiento y adopción de menores por parte de familias tanto ajenas como propias, atendiendo al interés superior del menor y de acuerdo con la ultima normativa de protección de menores aprobada en julio de 2015.
En relación con los menores extranjeros no acompañados, ha subrayado que el objetivo es la "potenciación del conocimiento, intervención, estudio e implantación de su atención mediante la implantación de educadores y mediadores de calle".
OBJETIVOS
En este sentido, ha dicho que "el objetivo es minimizar el numero de menores en la calle, ofrecer alternativas a su situación extracentros, favorecer su retorno voluntario y ofrecer a la población melillense actuaciones que diluyan la situación de inseguridad que pudieran provocar estos menores por su presencia en lugares públicos, al tiempo que se evita la victimización de estos menores", ha precisado.
En este punto, ha señalado que "ahora comenzamos con dos equipos de tres personas y paralelamente se trabaja en la contratación y consolidación del servicio en la ciudad. Se pretende tener hasta cinco equipos de tres personas de forma continuada".
Por último, Daniel Ventura ha destacado "la actuación de nuestros servicios de protección de menores, mediante atención personalizada por posibles problemas que les pudieran afectar, como por ejemplo malos tratos o acoso escolar, y en colaboración con la Fundación ANAR y la comunicación constante con los centros educativos de la ciudad".