Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Méndez de Vigo cree que llevar a Cataluña ante el TSJC es la "única manera de dirimir" el conflicto con la LOMCE

El ministro en funciones de Educación, Cultura y Deporte, Iñigo Méndez de Vigo, ha señalado que algunos "puntos concretos" del currículo de la ESO y Bachillerato de Cataluña "no se corresponden" con lo que indica la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) y que, tras "mucho hablar", la "única manera de dirimir" la cuestión es acudir a los tribunales.
A preguntas de la prensa sobre la información publicada por 'El Mundo', el titular de Educación ha confirmado que se ha presentado un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) porque "el Ministerio de Educación no está de acuerdo en puntos muy concretos en como han desarrollado autonómicamente esta cuestión".
"Como no nos hemos puesto de acuerdo porque ellos dicen que su interpretación es acorde con la legislación y nosotros pensamos que no, pues hemos acudido a los tribunales", ha señalado, al tiempo que ha indicado que, no obstante, en otros puntos "sea resuelto el conflicto pero en otros, como éste no, y tendrán que ser los tribunales los que digan quién tiene la razón".
En cualquier caso, ha asegurado que, desde su llegada al Ministerio, ha estado abierto "al diálogo" con las comunidades autónomas que son las que tienen que aplicar la ley. "Hemos debatido las dudas interpretativas que hubieran y yo he llegado hasta el máximo donde podía llegar", ha añadido.
En este punto, ha afirmado que las comunidades "siempre han encontrado en el Ministerio apertura y voluntad de llegar a acuerdos" pero, ha subrayado que "para bailar el tango hay que ser dos" y, si uno no quiere, "pues es muy difícil" y, por ello, ha insistido, acude a los tribunales.
Además, ha recordado que la LOMCE está en vigor y que España es un estado de derecho y, por tanto, "hay que cumplir las leyes". "Entiendo que algunos no pueda estar de acuerdo en determinadas materias, pero las leyes hay que cumplirlas", ha apostillado.