Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Méndez de Vigo dice a las comunidades del PSOE que deben hacer la evaluación de Primaria como dice la ley

El ministro de Educación, Cultura y Deporte en funciones, Íñigo Méndez de Vigo, ha afirmado este jueves que cree "una buena cosa" que las ocho comunidades autónomas gobernadas por el PSOE hagan una evaluación final individualizada de Primaria, pero ha insistido, no obstante, en que "deben hacerla tal y como dice el decreto del 20 de noviembre", que regula las características de las pruebas, con todos los alumnos y con profesores externos.
Andalucía, Asturias, Cantabria, Aragón, Valencia, Baleares, Extremadura y Castilla-La Mancha, han acordado realizar al finalizar el sexto curso de primaria una "evaluación individualizada" a todos los alumnos, que se hará por parte de los profesores de los alumnos, y no por personal externo como marca la LOMCE, alegando que así podrán conjugar los principios de evaluación continua y la valoración del grado de adquisición de las competencias básicas, "sin llevar a cabo una prueba externa".
Preguntado en Málaga por el anuncio de las comunidades socialistas, Méndez de Vigo ha recordado que "está la ley en vigor" y que le parece que es "una buena cosa que hagan" la evaluación, aunque ha incidido en que "deben hacerla tal y como dice el decreto del 20 de noviembre", ya que, a su juicio, desde esa fecha hasta ahora, las comunidades han contado con "bastante tiempo para ponerla en práctica".
En este punto, ha lanzado un mensaje de tranquilidad para las familias y los docentes y ha afirmado que la evaluación de sexto de Primaria "lo que busca es ver si la educación que se está dando a los hijos es la correcta y si necesitan algún tipo de apoyo".
"No es un examen que sea necesario para pasar a la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), ni da ningún título, simplemente es información, es orientación y lo hacen los países de nuestro entorno", ha agregado.
Para Méndez de Vigo, "sería una buena cosa" que estas comunidades hicieran la evaluación "de la forma que establece la propia ley, es decir, con todos los alumnos y por profesores que no son aquellos que tienen en sus aulas".
"FLEXIBLE" EN LA APLICACIÓN
Asimismo, el ministro de Educación en funciones ha asegurado que ha sido "muy flexible" en la aplicación de la ley y ha recordado que no habrá clasificaciones o ránkings de centros con los resultados de las evaluaciones, atendiendo a la reclamación de la mayoría de las comunidades. También, ha indicado que "si es necesario que los profesores de un determinado colegio ayuden, pues es lógico que lo hagan".
Por último, ha insistido en que "lo importante" es que esa evaluación, de la que cree que "la van a hacer todos porque es importante que la hagan", sirva para "diagnosticar si la calidad del sistema educativo español es la correcta y sobre todo para apoyar aquellos niños que lo necesiten".