Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Méndez de Vigo asegura que este tiempo requiere "dejar la educación al margen de la confrontación política"

El ministro de Educación, Cultura y de Deporte, Iñigo Méndez de Vigo, ha subrayado la importancia de "sacar adelante un Pacto Nacional por la Educación, como ha pedido el PP y, por lo tanto, es necesario dejar a la educación al margen de toda confrontación política".
En este sentido, Méndez de Vigo ha destacado la necesidad de dar a la sociedad "certidumbre, como ya se hizo con la Constitución de 1978, y eso implica que cada nuevo Gobierno no deshaga lo hecho anteriormente".
Por eso, ha apostado porque el Pacto tenga "una vocación de globalidad, de tal manera que la educación se aleje de debates y polémicas de corto alcance como el eslogan "Lomce sí, Lomce no" y ha asegurado que este texto es una modificación de la ley anterior y "carece de esa vocación de globalidad".
Méndez de Vigo, que ha hecho estas declaraciones tras celebrar una reunión con representantes de las asociaciones de Padres y Madres de Palencia, ha subrayado que el Gobierno lleva meses trabajando para conseguir ese Pacto Nacional por la Educación "poniendo sobre la mesa los temas que interesan a todos y escuchando las opiniones y las preocupaciones de los ciudadanos".
A este respecto, ha afirmado que en este tiempo "se han puesto las primeras piedras para que ese Pacto sea una realidad", al recordar el trabajo de su departamento en aspectos como el Plan de Convivencia Escolar, el Libro Blanco de la función docente o la enseñanza de idiomas.
El ministro de Educación, Cultura y Deporte en funciones ha insistido así, a través de un comunicado de prensa recogido por Europa Press, en que el Partido Popular tiene unos principios educativos "siempre presentes" y que pasan por "la libertad de elección de centro y modelo educativo, la autoridad e importancia de los docentes, la calidad de la educación con un currículo basado en la enseñanza en competencias, la autonomía de los centros, el desarrollo de evaluaciones externas en el alumnado y la igualdad de oportunidades para todos".
Por último, Méndez de Vigo ha destacado que con la base de esos principios se ha puesto en marcha esta legislatura una reforma educativa que "ya ha empezado a dar sus frutos", con una bajada del abandono escolar temprano de seis puntos, al pasar del 26,5 en 2011 al 19,97 por ciento en 2015, "bajando por primera vez en la historia del 20 por ciento".
"A este descenso seguro que ha contribuido la mejora que hemos introducido en los estudios de Formación Profesional y la introducción gradual de la FP dual, que en apenas cuatro años ha conseguido tener 20.000 estudiantes", ha puntualizado.