Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las cenizas de Miguel Blesa reposan ya en el panteón familiar del cementerio de Linares

Las cenizas del que fuera presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, reposan ya en el panteón que su familia tiene en el cementerio Jardín Virgen de Linarejos, en Linares, localidad jiennense que le vio nacer en agosto de 1947.
Los restos de Miguel Blesa descansan ya con los de sus padres, Miguel y María Dolores, en un panteón en el que desde primera hora de este viernes han estado trabajando los operarios del cementerio para dejarlo todo preparado para cuando llegaran los familiares con la urna.
Han sido pasadas las 11,00 horas cuando la familia ha accedido en coche al interior del cementerio, mientras que los numerosos medios de comunicación allí congregados se han mantenido detrás de una valla que impedía su acceso para así garantizar, tal y como había solicitado la familia, que todo se llevara en la más estricta intimidad.
Dos furgonetas de la Policía Nacional también han permanecido junto a las instalaciones del cementerio. Pasadas las 11,30 horas, los familiares comenzaron a abandonar el campo santo.
Misa funeral
La parroquia San Francisco de Linares acoge a las 19,30 horas de este viernes, la misa funeral por el que desde 1996 y hasta 2010 fuera presidente de Caja Madrid.
El párroco de San Francisco, José Rodríguez, será el encargado de oficiar el funeral después de que la sobrina de Blesa haya sido persona que ha encargado la celebración de una misa por el descanso de su tío, tal y como se ha confirmado desde la propia parroquia a Europa Press.
El que fuera presidente de Caja Madrid mantuvo, sobre todo en los últimos años, una actitud distante con la localidad que le vio nacer hace casi 70 años. El distanciamiento aumentó sobre todo a raíz de la muerte de su madre en el año 2000 y de que en 2015 se retiró la placa con su nombre de un centro ocupacional para personas discapacitadas que había sido construido con fondos de Caja Madrid.
No obstante y aunque muy esporádicas y espaciadas, Blesa seguía acudiendo a Linares, a la casa familiar de la calle Cervantes, para visitar a la familia y también a conocidos y amigos.
Tras la autopsia en la que se confirmaba el suicidio como causa de la muerte, el cuerpo de Blesa fue trasladado este jueves desde el Instituto de Medicina Legal de Córdoba, situado dentro del Cementerio Municipal de la Fuensanta, hasta el tanatorio privado de Las Quemadas, a escasos metros de las anteriores instalaciones, y donde se dieron cita amigos y familiares del exbanquero.
El jueves por la noche las cenizas llegaban hasta Linares donde familiares y amigos más íntimos han pasado la noche a la espera de esta misma mañana poder depositar sus restos en el panteón familiar.