Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miles de personas, muchas de ellas niños, acompañan a 'La Borriquilla' por las calles de Valladolid

Miles de personas, muchas de ellas niños, han acompañado este Domingo de Ramos por las calles vallisoletanas al paso de 'La Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén', más conocido como 'La Borriquilla', en el marco de la procesión de Palmas de la ciudad, que se ha desarrollado con normalidad a pesar de la amenaza de lluvias para esta tarde.
La procesión, que ha logrado abarrotar las calles del centro de la ciudad merced a la presencia de multitud de vallisoletanos con palmas y ramos de olivo, ha contado con la presencia de la cofradía de la Santa Vera Cruz --hermandad titular del paso, que como novedad este año se ha portado en carroza y no a hombros--.
El desfile religioso ha partido de la iglesia de la Vera Cruz minutos antes de las 12.00 horas en dirección a la Catedral, desde donde ha continuado ya con las secciones infantiles del resto de las cofradías vallisoletanas. Previamente, se ha celebrado en la Seo la bendición las palmas y ramos de los fieles congregados.
Entre los asistentes al desfile ha habido un gran número de niños, que han hecho sonar sus carracas al paso de 'La Borriquilla' y de las distintas cofradías, algunas de ellas con bandas de cornetas y tambores o de dulzainas que interpretaban canciones como el 'Cristo del Amor', la 'Virgen de la Paloma o las 'Sagradas vestiduras', entre otras.
Por su parte, la Plaza Mayor de la capital presentó también una masiva afluencia de personas, muchas de las cuales esperaron sentadas en las gradas habilitadas por el Ayuntamiento la llegada del paso y de las secciones infantiles de las 19 cofradías de Valladolid, integradas por sus miembros de menos de 14 años.
En primer lugar desfilaron los jóvenes miembros de la Cofradía del Santo Cristo del Despojo seguidos de, entre otras, las de Nuestro Padre Jesús Resucitado, del Santo Sepulcro o de la Exaltación de la Santa Cruz y Nuestra Señora de los Dolores. El desfile lo finalizó la Cofradía de la Vera Cruz, en cuya iglesia acabó la marcha.
COFRADÍA DE LA VERA CRUZ
La Cofradía Penitencial de la Vera Cruz es la más antigua de las hermandades vallisoletanas y tiene su origen en el Convento de San Francisco, hoy desaparecido y que se encontraba en la Plaza Mayor. Aunque se desconoce la fecha de su fundación, se tiene constancia de que en el año 1498 el Ayuntamiento le otorgó ayuda para la construcción de un Humilladero en la Puerta del Campo.
A finales del siglo XVI realizó en la céntrica calle de Platerías su Iglesia Penitencial que, en su interior, alberga un museo de la imaginería con algunos de los mejores conjuntos de la Semana Santa vallisoletana: 'La entrada triunfal de Jesús en Jerusalén', único conservado de los antiguos pasos de papelón fechado en el siglo XVI; el conjunto de 'El Descendimiento', de Gregorio Fernández; 'La Dolorosa de la Vera-Cruz', del mismo escultor y originariamente situado en el anterior paso, y 'La Oración del Huerto', realizada por Andrés Solanes en 1629.
Esta Cofradía también es titular de las imágenes del 'Cristo Atado a la Columna' (1619) y el 'Ecce-Homo' (en torno a 1620), ambas obra del imaginero castellano Gregorio Fernández.
Los nazarenos de la Cofradía Penitencial de la Santa Vera-Cruz visten túnica negra con bocamangas de encaje, capa de paño verde, capirote y zapatos negros y guantes blancos (negros el Viernes y el Sábado Santo).