Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Mossos dicen que muchos "violentos" de los disturbios de Gràcia no son del barrio

Enfrentamientos en el barrio de Gràcia de BarcelonaEFE

El comisario jefe de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, ha asegurado que muchos de los manifestantes "violentos" de los disturbios del barrio barcelonés de Gràcia no son del barrio.

En una entrevista este lunes en Catalunya Ràdio recogida por Europa Press, ha dicho que no forman parte del colectivo del 'Banc Expropiat' y ha minimizado la cantidad de vecinos que están en contra de la actuación policial
"En Gràcia hay unos 120.000 habitantes, de los que se manifiestan unos 200 o 300, y de ellos unos 50, 60 o 100 gritan 'Fuera policía'", ha planteado.
Ha asegurado que los Mossos intentaron detener a un grupo de unos 50 manifestantes rodeándolos, pero no tuvieron éxito porque las calles de la zona son muy estrechas y es difícil moverle en ellas.
Trapero ha negado que hayan actuado desproporcionadamente, aunque sí lo han hecho algunos manifestantes, en su opinión, y ha advertido de que "un día habrá una desgracia", ya que se corre el riesgo de que el fuego de los contenedores, coches y motos que se han quemado salte a algún inmueble.
Disparos de 'foam'
Trapero ha reconocido que la policía catalana disparó proyectiles de 'foam' en los primeros días de disturbios, después de anunciar que se estudiaría si se habían producido ante algunas quejas vecinales.
Ha explicado que "se realizaron dos disparos de 'foam' a las alturas" después de que algunos vecinos lanzaran cosas a los policías desde los balcones.
El comisario ha cifrado en 31 los agentes heridos durante los disturbios, aunque ha dicho no saber cuántos manifestantes han resultado heridos ya que ha afirmado que evitan ser atendidos por el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) presente en la manifestación.