Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere la mujer que se convirtió en madre de gemelos a los 67 años

Carmen Bousada falleció el pasado sábado, pero la familia no ha querido hacer pública la noticia hasta este miércoles. No han trascendido más detalles sobre su muerte ni sobre otros aspectos como el futuro de los dos gemelos.
Bousada, que en la actualidad tenía 70 años, se convirtió hace dos años y medio en la madre más longeva del mundo y su historia dio la vuelta al mundo. 
Para concebir a sus dos hijos tuvo que someterse a un tratamiento de fertilidad en una clínica de Los Ángeles. Poco después reconoció que había mentido sobre su edad ya que el límite para someterse a estos tratamientos en Estados Unidos es de 55 años.
Pau y Christian vinieron al mundo el 29 de diciembre de 2006. Ambos nacieron en la clínica de Sant Pau de Barcelona en perfecto estado y pesaron 2,100 y 2,300 kilos respectivamente.
El caso de Carmen fue objeto de polémica en todo el mundo, sobre todo por el futuro de sus hijos. En una entrevista que concedió al diario inglés News of the World un mes después de dar a luz, decía que se le erizaba el pelo cuando se le preguntaba por su parto. Pese a ello, en aquel momento la mujer aseguró que su madre había vivido 101 años y no había ninguna razón para que a ella no le pasara lo mismo.