Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Multas para una ciudad más limpia

El objetivo es una ciudad más limpia y por eso también se sancionará el depositar los residuos fuera de las papeleras, arrojar o verter basura en espacio públicos, dar de comer a los animales, dejar en las papeleras desperdicios que no sean propios de este recipiente, ensuciar la calle con el riego de las plantas, escupir, orinar o no limpiar los excrementos del perro. Sólo el año pasado se recogieron en la capital 2 toneladas de cacas de animales.
La nueva Ordenanza de Limpieza, que se aprobará el próximo viernes, obligará además a separar los residuos en casa. El Ayuntamiento inspeccionará las basuras para comprobar que se ha reciclado y los que no lo hagan también serán multados.