Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nace en el Bioparc Fuengirola (Málaga) un leopardo de Sri Lanka, una especie amenazada

Un leopardo de Sri Lanka nació el pasado mes de agosto en el Bioparc Fuengirola (Málaga). Se trata de una pequeña hembra que supone la segunda camada para su madre, Toñi, y la primera engendrada por el macho Tissa.
Esta especie está catalogada como amenazada por la Unión para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y la recién nacida es fruto de un programa de reproducción en cautividad para salvaguardar esta especie, similar el lince ibérico.
Concretamente se trata de uno de los 52 programas de reproducción de especies amenazadas, en los que participa el parque fuengiroleño, e incluye especies animales propias de los bosques tropicales de Madagascar, África Ecuatorial y Sudeste Asiático.
El parto transcurrió de forma natural y el equipo veterinario del zoo no se vio obligado a intervenir en ningún momento, según han informado desde Bioparc en un comunicado. Con el fin de no molestar a su madre, y permitir que tenga la mayor intimidad en las primeras semanas, el equipo decidió no molestarles y esperó hasta que el cachorro cumpliese los dos meses para hacerle su primer chequeo y vacunarle. Entonces se comprobó que estaba en perfecto estado de salud, que pesa 3,5 kilogramos y que se trataba de una hembra.
El leopardo de Sri Lanka --Panthera pardus kotiya-- es una subespecie de leopardo en peligro de extinción, que habita en la isla de Ceylán, en el Golfo de Bengala. Solo hay 70 leopardos de Sri Lanka en cautividad en todo el mundo.
TENDENCIA A LA BAJA
En Europa 52 leopardos forman el Programa Europeo para las Especies Amenazadas (EEP) repartidos en 20 zoológicos, entre ellos Bioparc Fuengirola y Bioparc Valencia, que trabajan de forma coordinada para la conservación de esta especie, que es complicada de reproducir, como lo refleja el hecho de que este cachorro es el único que ha nacido en los últimos 12 meses en cautividad.
Los últimos datos sobre la población silvestre de leopardos en Sri Lanka son recientes, en concreto de 2008. Así, se ha determinado la densidad de población de la gran mayoría de la isla, excepto el norte, donde la guerrilla Tamil ha impedido toda investigación en esa zona. Con los datos recogidos en ese año la UICN estima que sólo quedan entre 700 y 950 leopardos en Sri Lanka, un número "alarmantemente bajo", que confirma la tendencia a la baja de todas las poblaciones de grandes depredadores.
Bioparc Fuengirola ha apostado por esta raza de leopardo que mantiene y reproduce desde hace 10 años. Además, participa activamente en el EEP, ya que Jesús Recuero, veterinario de este parque, forma parte del comité de expertos que dirige este programa con el fin de preservar este felino de la extinción.