Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nace la Federación Europea de Sanidad Penitenciaria

Ante el creciente interés por la salud en las prisiones de Europa, se ha creado la Federación Europea de Sanidad Penitenciaria 'Salud sin barreras' (HWB por sus siglas en inglés) con el objetivo de promover la investigación interdisciplinaria y la colaboración entre los profesionales europeos de Sanidad Penitenciaria, así como desarrollar programas que mejoren la atención sanitaria de las personas que se encuentren en una cárcel.
Sin embargo, a pesar de que según datos del grupo europeo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre salud y prisión, en la actualidad cada año se encarcelan cerca de 6 millones de personas, esta federación está a la espera de la aprobación de los estatutos por parte de las autoridades para empezar a funcionar a pleno rendimiento.
El presidente de la Sociedad Española de Sanidad Penitenciaria (SESP), el doctor Antonio López Burgos, ha querido recalcar que la Federación Europea también quiere "ser un referente científico para las Instituciones Europeas en el desarrollo de programas que mejoren la atención sanitaria de las personas privadas de libertad a nivel europeo".
Por otro lado, las enfermedades más comunes en las cárceles son los trastornos mentales (40%), seguido de las enfermedades cardiovasculares. Debido a la sobrepoblación que hay en algunas cárceles europeas, unido a la desnutrición, el índice de tuberculosis es hasta 84 veces superior que en la población general; los casos de VIH y Hepatitis C también son muy superiores (10% entre los hombres y el 33% entre las mujeres); y presentan siete veces más de probabilidad de cometer un suicidio, siendo los jóvenes 18 veces más vulnerables.
Además, también tienen una prevalencia elevada las enfermedades infecciosas así como la dependencia al alcohol y a las drogas, que están más extendidos dentro de los centros penitenciarios que en la comunidad general.
Por su parte, el presidente de la Federación Europea y miembro de la Sociedad Italiana de Sanidad Penitenciaria, el doctor Roberto Monarca, ha afirmado que "el contexto de la sanidad penitenciaria en Europa está repleto de desigualdades y ámbitos de mejora no solamente para los presos, sino también para el personal sanitario. Esta situación se ve afectada por una realidad laboral cada vez más complicada en la que ha aumentado la tensión y las situaciones de estrés".
Por todo ello, la Federación Europea de Sanidad Penitenciaria se ha planteado los siguientes objetivos: promocionar el intercambio del conocimiento científico y de la investigación en el campo de la sanidad penitenciaria; identificar los estándares científicos de calidad e indicadores clave para la mejor implementación de programas médicos en la salud de prisiones; organizar las jornadas y conferencias sobre la salud en prisiones e identificar principios éticos, un código de conducta, y unos estatutos.
Promover la colecta y difusión de las experiencias positivas, buenas prácticas y modelos del 'buen hacer' en la salud de prisiones; promover futuras colaboraciones con instituciones europeas clave y con organizaciones internacionales relevantes; apoyar el desarrollo de grupos de trabajo en diferentes temas relacionados con la salud en prisiones; promover la difusión de información general sobre la salud en las prisiones y publicar materiales para mejorar la involucración y entrenamiento del personal en prisiones, son otros de los objetivos que se ha propuesto la Federación Europea.
PROGRAMAS A DESARROLLAR
Otro de los puntos a tener en cuenta, es que la Federación Europea ha empezado a trabajar en los programas que lograrán llevar la sanidad penitenciaria donde se desea.
"En primer lugar, y que resultará de una ayuda fundamental para nuestros objetivos, ya se ha logrado que la Organización Mundial de la Salud, haya incluido a la Federación Europea de Prisiones HWB en el programa en sobre el manejo de la salud en prisiones, que ofrece visibilidad, atención y cooperación a las actividades y eventos que la Federación quiere promover a nivel local y europeo", ha señalado el doctor Monarca.
Por último, el Comité Europeo para la prevención de la tortura y de las penas o tratos inhumanos o degradantes ya ha incluido a la Federación en el análisis comparativo de los diferentes modelos de centros penitenciarios europeos para el intercambio de las buenas prácticas en el campo de la salud en prisión.