Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OMM advierte de que es posible que comience 'El Niño' en los próximos meses en el Pacífico tropical

La Organización Meteorológica Mundial ha anunciado que es posible que a mediados de año comience una situación de 'El Niño' que provocaría un progresivo calentamiento del Pacífico tropical en los próximos meses.
Así, de acuerdo con el último boletín 'El Niño/La Niña hoy', la OMM señala que las temperaturas subsuperficiales de las aguas del Pacífico tropical han subido los niveles similares a los que suelen registrarse antes del inicio de un episodio de 'El Niño'.
'El Niño' es un fenómeno meteorológico caracterizado por temperaturas "inusualmente cálidas" de la superficie del océano en la parte central y oriental del Pacífico tropical que repercute "de forma importante" sobre el clima de muchas partes del mundo y que eleva las temperaturas de todo el planeta.
La OMM explica que se trata de un fenómeno opuesto a 'La Niña', que va asociado al enfriamiento y señala que desde el segundo trimestre de 2012, los indicadores del fenómeno Oscilación del Sur (ENOS, conocido como 'El Niño') se han mantenido por lo general en niveles neutros y que se prevé que la situación perdure hasta el principio del segundo trimestre de 2014.
Sin embargo, desde el mes de febrero los investigadores han detectado dos episodios de vientos fuertes del oeste y un debilitamiento generalizado de los vientos alisios en el Pacífico tropical, lo que ha generado un calentamiento considerable de las aguas bajo la superficie del Pacífico central, lo que históricamente ha sido un precursor de un episodio de El Niño.
La OMM advierte de que no es posible asegurar que esto desemboque en un episodio de El Niño, pero cuanto más perdure el debilitamiento de los vientos alisios y más tiempo se mantengan cálidas las temperaturas subsuperficiales por encima de la media, más alta es la probabilidad de que se produzca un episodio de El Niño.
El boletín apunta que "los pronósticos de los modelos señalan que existen posibilidades bastante grandes de que se produzca un episodio de El Niño, probablemente hacia el final del segundo trimestre de 2014" y añade que dos tercios de los modelos estudiados pronostican que 'El Niño' alcanzará sus umbrales entre junio y agosto. El resto de los modelos predicen que se mantendrá la neutralidad de las condiciones. En todo caso, ningún modelo pronostica un posible episodio de 'La Niña' en 2014.
En este sentido, el secretario general de la OMM, Michel Jarraud, ha manifestado que el Niño y la Niña son "importantes condicionantes de la variabilidad natural" del clima y que si se produce un episodio de 'El Niño' influirá sobre las temperaturas y las precipitaicones y contribuirá a la aparición de sequías o lluvias fuertes en diferentes partes del mundo", ha manifestado.
Por ello, ha destacado los "importantes avances" de la capacidad de predicción para estar "mejor preparados" para gestionar las repercusiones de estos fenómenos, especialmente si son extremos, en la agricultura, el agua, la salud y, en muchos otros sectores económicos que son sensibles al clima.
Finalmente, ha recordado que, aunque ningún 'Niño' es igual a otro, en el episodio de 1998 el fenómeno tuvo un importante efecto de calentamiento en las temperaturas medias mundiales y ha agregado que de los últimos 15 años, "solo dos" se han clasificado como años de El Niño y, aún así, han sido más calurosos que la media.
Por ello, el responsable de la OMM ha advertido de que la combinación del calentamiento natural provocado por cualquier episodio de El Niño y del calentamiento inducido por la actividad humana a través de los gases de efecto invernadero tiene el potencial de generar un aumento drástico de las temperaturas medias mundiales" ha insistido Jarraud.