Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Oceana ve "indignante" que la UE haya rechazado ampliar su lista de especies amenazadas del Atlántico Nordeste

La organización internacional Oceana considera "indignante" que los quince gobiernos europeos del Atlántico Nordeste que conforman el Convenio OSPAR hayan rechazado ampliar la 'Lista de especies y hábitats amenazados o en declive', según ha informado la organización.
El rechazo de la propuesta de incluir nuevas especies a dicha lista ha sido una de las conclusiones que se han dado a conocer en la reunión del Convenio OSPAR, que se ha celebrado esta semana en la ciudad noruega de Trondheim. Actualmente, según informa el director ejecutivo de Oceana en Europa, Lasse Gustavsson, la lista deja fuera, a fecha de hoy, "a ocho de cada diez especies de peces amenazadas".
Tal y como señala la organización, en la actualidad OSPAR sólo se compromete a proteger once especies de peces amenazadas, y entre aquellas especies que no están en la lista, se incluyen seis catalogadas como 'En Peligro Crítico' de extinción de la 'Lista Roja de Peces Marinos de Europa' de la UICN, como son la mantelina, el tiburón blanco, el pez obispo, el solrayo, el angelote espinudo y el angelote manchado.
Además de no incluir más especies en la lista de OSPAR, Oceana denuncia que "algunos países parecieron más interesados en quitar especies de la lista que en arreglar los fallos en los mecanismos de protección".
Para Gustavsson, esto significa que los países del Atlántico Nordeste "no ven la urgencia de proteger especies amenazadas de extinción ni hábitats marinos fundamentales que se hallan en declive debido a actividades humanas".
Desde 2008 la lista de OSPAR no ha añadido nuevas especies o hábitats, a pesar de que los gobiernos se comprometieron a actualizarla en 2010, según indica Oceana. Asimismo, tampoco se han adoptado ninguna de las propuestas de la organización, como es la inclusión en la lista de los bosques de quelpos y comunidades de Haploops.