Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Once detenidos tras una reyerta tumultuosa entre residentes del CETI en una gasolinera del puerto de Ceuta

La Jefatura Superior de la Policía Nacional de Ceuta ha hecho balance del amplio operativo que se vio obligada a desplegar la noche del sábado al domingo, cuando una "riña tumultuaria" entre residentes en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) local terminó con once detenidos de nacionalidad argelina, dos de ellos ingresados en el Hospital Universitario con lesiones de "pronóstico moderado".
Según ha informado este lunes la Jefatura, la Sala del 091 y el teléfono único de emergencias 112 tuvieron conocimiento de la reyerta a través de diferentes llamadas pasadas las 20.00 horas. La primera patrulla que llegó a la gasolinera del puerto donde se produjeron los incidentes se encontró "a varias personas golpeándose entre sí con palos, hierros y otros objetos contundentes como extintores".
Según el relato policial, alguno de los participantes llegó a utilizar un manguera de los surtidores "para verter combustible tanto en el suelo como a sus contendientes", mientras que en otra parte de la gasolinera otros individuos intentaron acceder a la tienda donde se encontraban dos trabajadores "refugiados junto con otro de los integrantes en la pelea que se guareció con ellos".
USO DE EXTINTORES PARA CREAR "CORTINAS DE HUMO"
Cuando los empleados desalojaron del local al resto de implicados en la pelea varios "destrozaron mobiliario, tiraron todo tipo de objetos al suelo e incluso usaron uno de los extintores del comercio para crear una cortina de humo".
Ante la presencia del primer indicativo policial en el lugar, uno de los participantes en la reyerta vació otro extintor contra la patrulla "mientras que otros muchos huían a la carrera".
Los agentes actuantes recibieron apoyo de otras unidades de la Policía Nacional y Portuaria, así como de las unidades especializadas en actuaciones antidisturbios (UPR y UIP), que lograron "controlar la caótica situación" y "atender tanto a los heridos como a los trabajadores encerrados en el comercio".
Después se procedió a la detención de once varones de nacionalidad argelina, todos ellos con domicilio en el CETI, y los dos heridos fueron trasladados al Servicio de Urgencias del Hospital Universitario, uno de ellos por agresión con arma blanca.