Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Organizaciones vinculan el buen tiempo con el alto número de inmigrantes llegados en octubre a las costas andaluzas

Las organizaciones sociales Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (Apdha) y Andalucía Acoge señalan que el repunte en la llegada de inmigrantes a las costas andaluzas que ha tenido lugar en lo que va de octubre se debe, entre otras cuestiones, al buen tiempo, y "en ningún caso a la rebaja de la presión por parte de Marruecos sobre los migrantes". En lo que va de mes, han llegado a Almería, Granada, Cádiz y Huelva un total de 508 inmigrantes, a través de 24 embarcaciones y pateras.
En declaraciones a Europa Press, el coordinador del Área de Inmigración de Apdha, Carlos Arce, ha señalado que "situación de estas personas desde 2005 hasta ahora no ha sufrido ningún tipo de variación", porque durante seis años "siempre ha habido momentos puntuales donde estas personas pueden haber encontrado menos control por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del ejército marroquí, y durante cuatro o cinco días seguidos salen desde ese punto".
"También --continúa-- puede deberse a cualquier cuestión de logística como que las Fuerzas de Seguridad marroquíes hayan disminuido la presión de la gente que está en los bosques cercanos a Ceuta y Melilla, o de aquellos que están en los barrios de Tánger y Tetuán". Y, por supuesto, el hecho de que en octubre haya este medio verano ampliado, sin tormentas, ni lluvia, ni mala mar en el Estrecho, "favorece el hecho de que salgan cuatro o cinco barcos seguidos", asegura.
"Ojalá este repunte en la llegada de inmigrantes significara que se está rebajando la violencia contra los derechos humanos de estos migrantes en Marruecos", pero "desgraciadamente no es así", lamenta Arce, al tiempo que asegura que "siguen llegando noticias de redadas, de deportaciones internas; relatos de gente que ha sufrido malos tratos, torturas", y eso, añade, "se da constantemente en estos seis años". Por tanto, "no hay ningún motivo para pensar que esto significa que Marruecos está rebajando la presión sobre los migrantes subsaharianos", manifiesta.
Por su parte, el secretario general de Andalucía Acoge, Mikel Araguás, ha señalado también que el hecho de que el mar esté tranquilo "favorece la llegada de un mayor número de inmigrantres", al tiempo que ha manifestado que los esfuerzos por controlar el mar "son imposibles" y las fronteras "siguen siendo permeables y lo van a seguir siendo a pesar de todas las medidas de devolución", ha indicado.
Al hilo de lo anterior, y en declaraciones a Europa Press, Araguás ha instado a un reflexión "no solo por el modelo migratorio, sino por el modelo norte y sur existente", porque en muchos casos la legislación española "permite la devolución en tránsito, es decir, devolver a una persona no a su país de origen sino a un tercer país, lo que invisibiliza la realidad y favorece cierto tipo de comportamientos para los que nos estamos para nada de acuerdo".
Además, desde Andalucía Acoge han insistido en que "no se debe olvidar" que estas personas "son víctimas de redes internacionales" y que detrás de estas situaciones "hay personas que se están lucrando", por lo que "desde nuestra organización pedimos a las diferentes administraciones que "luchen contra este tráfico de personas".