Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Osakidetza evalúa un nuevo test no invasivo para el diagnóstico de hígado graso no alcohólico

Osakidetza está evaluando un nuevo test no invasivo basado en metabolómica para el diagnóstico de la enfermedad de hígado graso no alcohólico en siete centros del Servicio vasco de Salud, a través de un estudio gestionado por la unidad de demostración de tecnologías innovadoras de la Fundación Vasca de Innovación e Investigación Sanitarias (BIOEF).
El test, desarrollado y comercializado por la empresa vasca OWL, permite "determinar de una manera no invasiva, a partir del análisis de una muestra de sangre, si un paciente presenta hígado graso no alcohólico, permitiendo, además, diferenciar entre diferentes estados de la enfermedad: esteatosis y esteatohepatitis", según han explicado sus responsables.
De este modo, han indicado, "resultados de estudios como el que se presenta podrían llegar a convertir el test en una alternativa a la biopsia".
Los resultados preliminares del estudio llevado a cabo con pacientes de Osakidetza han sido presentados en el XXIII Congreso de la Asociación Latinoamericana para el Estudio del Hígado celebrado en Cancún (México) durante el pasado mes de septiembre.
Los expertos prevén que en los países desarrollados la enfermedad de hígado graso no alcohólico se convertirá en una de las enfermedades con mayor prevalencia del siglo XXI. El término hígado graso se refiere a una enfermedad del hígado caracterizada por acumulación de ácidos grasos y triglicéridos en las células hepáticas (hepatocitos). Hasta la fecha, el único método diagnóstico "globalmente aceptado" es la biopsia hepática.