Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Osman, el niño afgano de siete años, con parálisis cerebral sufre una pequeña anemia

El pequeño Osman, el niño afgano de siete años con parálisis cerebral que ha permanecido atrapado en el campo de refugiados de Idomeni (Grecia), sufre una pequeña anemia, pero se encuentra "estable y tranquilo" ingresado en el Hospital La Fe de Valencia. Al pequeño, sus padres y sus dos hermanos de ocho y nueve años, se les realizarán pruebas médicas durante los próximos días.

Lo ha confirmado este miércoles la pediatra responsable de la Unida de Atención del Niño Internacional de La Fe, la doctora Gemma Ochando, en rueda de prensa acompañada por el padre del pequeño, Ata Mohammad Ahmad.
Ahmad ha relatado que fue precisamente Osman la razón por la que se decidieron a huir de la guerra de Handahar y que su vida en Idomeni comenzó cuando los médicos españoles se interesaron por ellos y les hicieron ver que hay personas "sin maldad en quien se puede confiar".
Por ello, ha explicado que ahora su familia tiene dudas de si seguir su viaje hasta Londres donde tienen un familiar, como era su idea inicial, o establecerse en España por esta atención "increíble".
Asimismo, la madre de Osman, de 26 años, y sus dos hermanos de 8 y 9 años, también se les practicará a lo largo de la mañana en La Fe una revisión médica y las pruebas diagnósticas que necesiten antes de volver al Centro de Atención al Refugiado de Mislata, donde pasarán las primeras semanas para recibir atención psicosocial y escolarizar a los niños.
El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha comentado a los medios que los niños han expresado varias palabras en español, aprendidas de la convivencia que han tenido con Bomberos en Acción en el de refugiados de Idomeni. Han dicho cosas como "buenos días", "hola", "adiós", "que pase pronto" e incluso han contado hasta seis.
Moragues ha recordado que esta familia afgana se encontraba atrapada en Idomeni, en la frontera entre Grecia y Macedonia, y que gracias a la iniciativa de Bomberos en Acción y a la actuación del Ministerio de Asuntos Exteriores se expidieron salvoconductos, se les ha pagado el viaje y la familia afgana ha llegado a España.

Su avión llegó este martes a las 19.30 horas al aeropuerto de Barajas (Madrid), desde dos vehículos de Cruz Roja les trasladaron al Centro de Atención a Refugiados de Mislata (Valencia) y de ahí, Osman y su padre fueron trasladados a La Fe, para atender al pequeño que sufre parálisis cerebral y ataques epilépticos.