Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La PAH de Murcia se autoinculpará este jueves en el asalto a un supermercado promovido por SAT en Écija

Los miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de la Región de Murcia han decidido autoinculparse en el asalto a un supermercado promovido por el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) en Écija (Sevilla).
Para ello, la Plataforma ha preparado un escrito que presentarán cada uno de los participantes este jueves, a las 12.00 horas, en el Edificio de Usos Múltiples de la Delegación del Gobierno, en la avenida Alfonso X El Sabio de Murcia.
En concreto, los autoinculpados que presentarán estos documentos haciendo constar sus datos identificativos, se declararán cómplices del asalto al considerar que "no se perpetró un robo, por cuanto no existió ánimo de lucro", según ha hecho saber en rueda de prensa uno de los representantes de la Plataforma Joaquín Sánchez.
En su opinión, la finalidad de este asalto era "distribuir dichos alimentos entre colectivos sociales de personas afectadas por la crisis y abandonadas a su suerte por el Estado en situación de incumplimiento flagrante de sus derechos constitucionales".
En opinión de Sánchez, el asalto al supermercado "no es un robo" en primer lugar "porque cuando alguien roba no avisa a los medios de comunicación, algo que sería ridículo". Todo ello, "a pesar de que el ministro "ha pedido que se detenga e identifique a las personas que intervinieron".
Sánchez ha mostrado su desacuerdo con esta petición, sobre todo porque e Gobierno central "da instrucciones a la Fiscalía para que no actúe cuando se intenta encausar a los ejecutivos de Bankia". Por tanto, considera que el Gobierno "apoya y ampara a los que están robando a manos llenas".
"Apoyamos ese gesto de coger unos productos de un supermercado, que no supone ningún quebranto económico para la empresa, cuyos beneficios son por todos conocidos, y se entreguen a ONG para que los redistribuya entre la población", añade.
A su parecer, cuando la gente los está pasando mal "tiene que haber actos de protestas", y "no podemos callarnos". Así, recuerda que la alimentación es "un derecho humano", y advierte que hay muchas familias "que no llegan a final de mes".
Incluso, añade que hay muchos maestros que relatan que muchos niños han pasado de tirar los bocadillos a las papeleras a cogerlos de ellas, y cuando se les pregunta por qué lo hacen, contestan que no cenaron el día anterior ni han podido desayunar. "Si nos imaginamos a unos padres sentados en la mesa del comedor sin poder dar de comer a sus hijos tiene que ser terrorífico", añade.
La Plataforma defiende que se está produciendo "un estado de necesidad, es decir, una circunstancia en la que las instituciones no cumplen con su función de garantizar el cumplimiento de los Derechos Humanos avalado por la Constitución Española, aliviando situaciones extremas que afectan a los ciudadanos habilitando los medios necesarios para ello".
Sánchez defiende que comer "es un derecho humano y constitucional amparado, incluso, por la moral católica, que dice que es legítimo coger alimentos sin violencia para alimentarse".