Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PETA denuncia que 6 de los 28 países de la OTAN utilizan animales de laboratorio para la formación médica militar

Un estudio de la asociación Gente por el Tratamiento Ético de los Animales (PETA, por sus siglas en inglés) ha evidenciado que 6 de los 28 países pertenecientes a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) utilizan animales de laboratorio para la formación médica militar. España, por su parte, se encuentra entre los que emplea simuladores para enseñar a sus sanitarios.
De este modo, los países marcados en rojo por la organización son Canadá, Dinamarca, Noruega, Polonia, Reino Unido y Estados Unidos; mientras que Albania, Bélgica, Bulgaria, Croacia, República Checa, Estonia, Francia, Alemania, Grecia, Hungría, Islandia, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Países Bajos, Portugal, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia, Turquía y España obtienen su beneplácito.
Para obtener esta información, PETA ha contado con la colaboración de militares en activo y retirados de las 28 naciones, además de la de funcionarios médicos asociados a las fuerzas armadas de estos países. Los resultados de sus declaraciones han sido publicados en la revista de la Asociación de Cirujanos Militares de los Estados Unidos.
En cuanto a las autoridades, éstas explicaron que la utilización exclusiva de realistas simuladores humanos en el campo de batalla es una mejor opción "por la superioridad actual de la tecnología". Además, recuerdan que existe una legislación que prohíbe el empleo de animales para estos fines.
El coautor del estudio y director asociado de PETA, Justin Goodman, explica que durante años "la inmensa mayoría de los aliados de la OTAN han ido más allá de puñaladas y descuartizamientos a los animales en los ejercicios de entrenamiento de crudo y cruel". Por ello, lamenta que cada años los militares de Estados unidos maten a más de 10.000 animales en crueles ejercicios de formación.