Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP no apoya que Arias Cañete comparezca de forma extraordinaria para dar cuenta de la nueva Ley de Parques Nacionales

El PP no ha apoyado la petición del PSOE para que el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, comparezca de forma extraordinaria en el Congreso de los Diputados para dar cuenta de la nueva Ley de Parques Nacionales.
Durante la reunión de la Diputación Permanente de este martes, la portavoz 'popular' en la materia, María Teresa de Lara, del PP, ha subrayado que el Consejo de Ministros ha aprobado la remisión al Congreso del proyecto de ley, que "en su momento" será presentado por el titular del ramo.
A su juicio, carecen de "toda lógica" las afirmaciones de que han realizado los portavoces de la oposición y que sugieren "un intento de manipulación" de la realidad. "Creo que ninguno de los portavoces se ha leído el texto del proyecto de ley", ha afirmado.
Según ha asegurado, este proyecto de ley tiene como principal objetivo establecer el régimen jurídico para asegurar la conservación de los parques nacionales y de la red que forman, así como los instrumentos jurídicos de colaboración y coordinación entre ellos. "Ni se rebaja la protección, ni se devalúan los contenidos conservacionistas", ha destacado.
Igualmente, De Lara ha asegurado que no es cierto que este proyecto de ley flexibilice los usos de las actividades que ponen en riesgo la conservación, ya que el texto diseña el marco básico en el que pueden desarrollarse estas actividades sin incluir ninguna que no sea compatible con la conservación y "que además no estuviera realizándose desde hace tiempo".
Por otro lado, ha confirmado que el proyecto de ley, recoge todas las observaciones del Consejo de Estado y por ejemplo, del texto normativo presentado en un principio se ha suprimido el artículo del voluntariado que el órgano consultivo dijo que no se ajustaba a la jurisprudencia constitucional.
"Todas las leyes declarativas de los parques nacionales califican el suelo como no urbanizable, por lo que desde la ignorancia se puede decir que abre la puerta al urbanismo. Respecto a la caza deportiva no se ha introducido ningún cambio respecto a la ley de 2007, cualquier afirmación es falsa y sus temores son infundados", ha subrayado.
SE PONE EN RIESGO LA CONSERVACIÓN
Mientras, el portavoz de Agricultura del PSOE en la Cámara Baja, Alejandro Alonso, esta futura normativa pretende flexibilizar los usos y actividades permitidos en los parques nacionales, cuando cada parque tiene su propia ley, a la vez que cree que pone en riesgo la finalidad de conservación y presenta dudas sobre su constitucionalidad.
"Aunque se ha remitido a las Cortes nos sigue preocupando y por eso tiene sentido que el ministro comparezca cuanto antes para despejar las enormes dudas que han surgido en el mundo ambiental sobre los objetivos y a qué obedece este proyecto de ley que acaba de aprobar el Gobierno", ha remarcado.
En este punto, ha criticado que el PP pretende "por sorpresa" cambiar un modelo de gestión de los parques nacionales que fue motivo de conflicto durante más de 20 años entre los gobiernos autonómicos y el estatal y que quedó resuelto con una sentencia de 2004 del Tribunal Constitucional, que reconoció la competencia autonómica en la gestión de los parques nacionales.
Igualmente, ha recordado que en 2007 la unanimidad del Congreso aprobó la vigente ley de Parques Nacionales, y ahora el Gobierno trae una ley que no gusta al PSOE, ni a ecologistas, ni a ayuntamientos, ni a científicos.
"Nadie entiende por qué el PP trae este proyecto. El problema de fondo de recentralizar competencias, así como un interés oscuro por modificar el estatus actual de los parques nacionales y devaluar las figuras de protección e introducir un cambio en el régimen de autorizaciones de las que han sido vigentes en estos últimos años", ha señalado.
Jordi Jané, de CiU, dice que el proyecto de ley de Parques Nacionales es un "paso atrás" en materia ambiental porque abre la puerta a rebajar la protección de espacios naturales, así como en lo que es el respeto al ámbito competencial.
"El propio Consejo de Estado en el dictamen que acompaña al proyecto de ley nos recuerda la sentencias del TC que se declara que la gestión ordinaria de los parques es competencia de las comunidades autónomas y en ambas se declara inconstitucional la gestión del Estado sobre estos parques naturales", ha agregado, al mismo tiempo que la considera "innecesaria".
Por parte de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), Chesús Yuste, ha criticado que con este proyecto de ley se produce una recentralización de competencias autonómicas y se rebaja la protección ambiental de un espacio natural como es un parque nacional.
"Forma parte de una política de involución ambiental que caracteriza a este Gobierno. Estas mismas críticas las hace el Consejo de Estado. Hay serios visos de inconstitucionalidad por invasión de competencias autonómicas", ha agregado.
Toni Cantó, de UPyD, se ha mostrado preocupado por que el proyecto de parques nacionales vaya a empeorar la riqueza y protección de los parques nacionales. "Nos gustaría que el ministro nos explique la realidad", ha apostillado.