Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP considera una "bajeza moral" que Tomás Gómez (PSM) pretenda "sacar rédito político de un incendio provocado"

El portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea, Pedro Muñoz Abrines, ha afirmado este martes a través de un comunicado que "en política no todo vale" después de tachar de "bajeza moral" que el socialista Tomás Gómez pretenda "sacar rédito político de un incendio provocado".
Todo ello después de que el secretario general del PSM, Tomás Gómez, haya exigido al Gobierno de la Comunidad de Madrid "dimisiones y responsabilidades" por el incendio que se declaró ayer entre los municipios madrileños de Robledo de Chavela y Valdemaqueda.
Y es que Gómez ha achacado al "empecinamiento" del Ejecutivo madrileño por "no dotar de recursos" a los bomberos, una partida que, según Gómez "no tiene un coste significativo en la Comunidad de Madrid".
Ante esto, Abrines ha declarado que "ante la urgencia y la emergencia hay que arrimar el hombro" y que considera "impresentable y una bajeza moral miserable que Gómez busque sacar rédito político de un incendio provocado por alguien que sabía lo que hacía, que quería hacer daño".
Según el portavoz 'popular', "con sus actos y sus palabras, Gómez "queda retratado" ya que es de un "sectarismo atroz querer centrar la atención en una supuesta y más que discutible falta de medios y no en condenar el origen del problema, un incendio provocado por un pirómano que sabía lo que hacía".
"Tomás Gómez no sólo está invirtiendo la carga de la responsabilidad, sino que ni siquiera condena al pirómano. Los ciudadanos quieren de sus políticos soluciones y demandan unidad ante situaciones de emergencia y no respuestas oportunistas", ha remarcado Muñoz Abrines.